Cantante de Pijama Party acusado de violento
Viernes 04 de Enero de 2019

El doloroso testimonio de una exnovia del cantante de Pijama Party: "Ya no tengo miedo a callar el infierno que me hizo vivir"

Una joven que fue pareja durante dos años de Federico Amín relató los duros momentos que vivió junto al líder de la banda de cumbia pop más popular de San Juan. La chica dijo que lo cuenta porque quiere ayudar a las personas que sufren a su lado.

Luego de que se conoció que la madre de una joven de 23 años denunció que su hija se encuentra inmersa en una relación violenta con el cantante de Pijama Party, se supo a través de las redes sociales otra historia. Una exnovia de Federico Amín luego de conocer el momento que atraviesa una actual pareja del hombre detalló puntillosamente lo que padeció durante dos años.


Se trata de Valentina Echegaray, una joven artista, que usó su cuenta de Faceboock para decir que ya no tiene miedo a callar el infierno que vivió junto a Federico Amín. "Al principio deje de tener amigos hombres, porque según él, todos querían estar conmigo y me tiraban onda. Después deje de juntarme con mis amigas porque según él, todas salían de levante. Mi relación se volvió absorbente, ya que él era la única persona con la que me relacionaba", así comenzaron algunos de los hechos de violencia que se prolongaron durante más de dos años.


Los hechos de violencia psicológica, emocional y hasta sexual fueron creciendo a medida que pasaron los meses y la joven tuvo que padecer arranques extremos-que según dijo fueron justificados por su madre-y fueron relatados como "situaciones" en una publicación que rápidamente se viralizó.


Situación 1: el día de mi cumpleaños, me llega un mensaje de un amigo, Federico lo lee y estalla en bronca y celos.


A los gritos me decía que lo tenía que bloquear de todos lados, se bajó de las auto cuadras antes de llegar a la casa de la madre y caminando sin remera se mostraba furioso y sacado. Al llegar a la casa agarro una silla de madera y empezó a golpearla hasta que la destruyó, su mamá se enojó conmigo (por haberle mostrado el mensaje de feliz cumpleaños y haberlo puesto así), llamó a su hermana que a los minutos llego con su novio porque no sabíamos cómo calmarlo y salió el de la casa a pegarle piñas al auto de su mama.


Situación 2: enojado porque yo no quise acompañarlo a su trabajo (en un boliche) rompió una botella de vidrio, creando en mi miedo! Así también me decía que si no lo acompañaba iba a ser infiel.


Situación 3: habíamos discutido y simuló una escena de intento de suicidio moliendo pastillas y mezclando estas con alcohol (obvio no lo llego a hacer) pero el trabajo psicológico que me generaba era todo el tiempo haciéndose la víctima y queriendo hacerme sentir culpable.


Situación 4: en los últimos meses de la relación, un día cerré la puerta de mi casa y no deje que pasara, esa noche durmió en su auto en la puerta, esperando a que yo saliera. Fui a trabajar y cuando volví él estaba dentro de mi casa y la puerta del patio rota por una patada. A partir de ese momento mis amigas se turnaban para dormir conmigo ya que sus apariciones en la madrugada comenzaron a ser diarias.


Situación 5: un día habíamos discutido y él tenía que viajar a Jáchal (por su trabajo), yo no quería acompañarlo y me encerré en el baño. Abrió a la fuerza la puerta me saco del baño me llevó hasta el auto y me metió forcejeándome y zamarreándome. (un compañero de trabajo estaba presente).


Situación 6: tuve mil intentos de volver a la música, pero él me decía que no servía para eso incluso me incentivo a formar una banda solo de mujeres por celos a otros hombres.


Situación 7: me pedía tener un hijo, varias veces le dije que no quería, pero insistía constantemente con eso, pidiéndome que dejara de cuidarme.


Situación 8: cuando nos peleamos, mis amigas estuvieron muy involucradas en eso, haciendo que él les tomara bronca. Las llamaba por teléfono, les mandaba mensajes, si las veía por la calle las insultaba entre otras cosas, ¡generando mucho temor en el ellas".

Embed

El duro relato de Valentina no se limita a detallar estas "situaciones", sino que se extiende un poco más. Según la joven, Amín también ejerció violencia económica ya que le hacía pagar la ropa de sus hijas fruto de una relación con otra pareja y denunció que terminó hasta "endeudada". Y quizás lo más escalofriante es el detalle de que cada vez que se peleaban, el cantante se llevaba toda la ropa interior de ella porque decía que eran de su pertenencia.


En la actualidad la cantante, quien también se desempeña en el Poder Judicial, pudo rehacer su vida y aclaró que fue gracias a la terapia y al acompañamiento de su familia y amigas que se turnaban para ir a dormir con ella.


Si sos víctima de violencia de género o familiar podés pedir ayuda a la línea gratuita 144

Comentarios