San Juan 8 > Información General

Ya corren las multas por el cinemómetro de avenida Alem

Si bien no hubo confirmación oficial de las cifras, trascendió que en los primeros 20 días de aplicación hubo en promedio más de 1.000 infractores diarios. La velocidad máxima permitida es de 50 km/h.

Desde septiembre pasado, muchos conductores comenzaron a regular su velocidad en la avenida Alem, en cercanías de la cervecería, luego de observar –y constatar a través de los medios de comunicación– las cámaras ubicadas en los postes centrales del corredor y los pequeños rectángulos de brea en la calzada, donde se ubican los radares del cinemómetro.

Te puede interesar...

Sin embargo, quienes sólo se encuentran de paso por la capital provincial o no tienen en su recorrido habitual esta importante arteria suelen exceder los 50 kilómetros por hora de velocidad máxima permitida e indicada a través de la señalética vial. La decisión de infringir los límites llevará a estos conductores a tener que desembolsar fuertes sumas de dinero en concepto de multas.

“El 13 de diciembre se firmó un convenio con la Agencia Provincial de Seguridad Vial. El mismo se registró por el decreto municipal Nº 2.354 el 14 de diciembre. A partir de la firma de ese decreto y de su publicación, se comenzaron a confeccionar las actas de las infracciones registradas por el cinemómetro de Alem”, explicó ayer la subsecretaria de Control municipal, Mariela Uberti, en diálogo con Diario UNO.

Si bien la funcionaria local evitó confirmar cifras, trascendió que, en los primeros 20 días de funcionamiento esas cámaras registraron un promedio de más de 1.000 infracciones diarias.

“Para los que somos usuarios de la avenida Alem, ya es notoria la disminución de velocidad en cumplimiento de la cartelería colocada en el lugar. Hay que tener en cuenta que hay que cumplir lo establecido en la cartelería más allá de la existencia, o no, del cinemómetro en el lugar. Esa cartelería marca que se debe circular por Alem a menos de 50 kilómetros por hora”, manifestó Uberti.

—El Concejo Municipal aprobó que el límite de velocidad permitido para esa avenida sea de 60 kilómetros por hora, ¿está vigente ya?

—No. La ordenanza todavía no está vigente, por lo cual, hasta tanto la misma no esté publicada en el boletín oficial, luego de las instancias que corresponda al pasar por el Ejecutivo, la máxima permitida es la que indica la cartelería.

—¿La Municipalidad necesita autorización de Vialidad Nacional para aplicar este tipo de dispositivos de control?

—De la Agencia de Seguridad Vial, porque es con la que debe hacerse el convenio para la medición, con diferentes sistemas. Si bien la facultad de controlar corresponde al municipio, estamos hablando de áreas consideradas como rutas nacionales. En la medida en que esas áreas estén dentro del ejido urbano del municipio y exista una urbanización alrededor, el poder de policía es municipal. No obstante, hay que celebrar los convenios para acordar con todas las instancias que participan en esos espacios.

—Este acuerdo firmado, ¿incluye la posibilidad de controlar la velocidad también con los radares móviles?

—Sí, porque el convenio prevé todo tipo de tecnología, no sólo las más usuales sino también aquellas que surjan como nuevas tecnologías.

En dos sectores

Cuando se colocaron los cinemómetros, en diálogo con Diario UNO, Ramiro Dall’ Aglio, secretario de Control de la Municipalidad de Santa Fe, explicó que para seleccionar el lugar donde colocarlos se realizó un estudio.

El análisis principal, más allá de que luego se debatió y coordinó con el municipio, es el que realiza el Gisav (Grupo de Investigación Sobre Accidentología Vial) de la Universidad Tecnológica Nacional Regional Santa Fe.

En septiembre comenzaron a instalarse esas cámaras en las avenidas Alem y Blas Parera –en el tramo entre Gorostiaga y Monseñor Rodríguez. De esa manera, ahora son cuatro las avenidas de la ciudad de Santa Fe donde se mide y sanciona la velocidad de los vehículos a través de ese sistema: Almirante Brown; Aristóbulo del Valle, a la altura de la Granja La Esmeralda; Alem; y Blas Parera.

En tiempo real

Los cinemómetros son dispositivos diseñados para medir, en tiempo real, la velocidad de un vehículo y que permiten controlar y supervisar los límites vigentes.

La incorporación del equipamiento se da en el marco de un convenio suscripto entre la Municipalidad y la Tecnológica, que comenzó hace varios años con la instalación de cámaras en los semáforos para detectar el cruce en rojo. También se utilizan cinemómetros móviles en todas las avenidas donde se informa la presencia de radares.

Además del Grupo de Investigación Sobre Accidentología Vial, la UTN Santa Fe cuenta con un Grupo de Estudio en Transporte (Getrans), que con sus investigaciones permiten la aplicación de medidas más acertadas en los lugares correctos y con la metodología adecuada para evitar la repitencia de siniestros de tránsito en la capital provincial.