Videos
Miércoles 21 de Febrero de 2018

Preparó una enorme esfera de fósforos y la prendió fuego

Wallace, un joven estudiante, estaba jugando con cerillas y tuvo la genial idea de construir una esfera gigante y prenderla fuego. Su video se viralizó.

Wallace se ha pasado casi un año preparando este proyecto: "Un día estaba jugando con unas cerillas y noté que las cabezas eran más grandes que el resto. Me hizo preguntarme qué pasaría si empezara a pegarlas juntas y no parara. Imaginé que se formaría una esfera, así que me puse a ello para descubrirlo."

"Cuando comencé el proyecto estaba muy interesado en averiguar cuántas cerillas necesitaría aproximadamente. Las compraba en cajas de 300 en la tienda (seguro que pensaban que estaba loco) y necesitaba saber si me iba a arruinar. Empecé a jugar con simulaciones en Rhino para averiguar en qué se convertiría esto definitivamente."

"Usé ese ángulo de 0,82º para ayudarme a encontrar el círculo que formarían las cerillas basándome en su forma. Según el programa, si todas las cerillas son iguales (que no lo son), necesitaría 439 cerillas. La superficie de una esfera se puede encontrar con la ecuación 4?r2, y ya que r=8.8215?, ocuparía 977.405 pulgadas cuadradas. Calculando la superficie de cada cerilla, nos da que necesitaríamos un total de 62.654 cerillas para crear la esfera en un mundo perfecto."

"Hice un modelo, pero mi ordenador no era capaz de renderizarlo. Tenía que cortar partes porque me quedaba sin memoria. Aquí hay un cuarto de esfera renderizada en realidad virtual."

"¡Entonces comencé a pegar!. La mejor forma de describirlo es que me pasé horas y más horas pegando cerillas. Esta foto fue tomada en un momento de optimismo porque mi teoría funcionaba y la curvatura de la esfera cobraba forma."

"Esta foto marca cuando se acabó mi euforia para entender cuánto tiempo, energía y cerillas necesitaba esta esfera. Sí, la forma salía, pero tardaba mucho en pegar una sola capa de ellas. Las añadía en un círculo que crecía y crecía pero no tan rapidamente como habría querido."

"Me di cuenta de que alinear las cerillas y que las cabezas miraran en la misma dirección lo hacía todo más rápido. Cogía 7 cerillas y las pegaba de una vez con cola caliente."

"La alegría de llevar casi la mitad fue cortada por el hecho de que usar cajas de 300 cerillas no me ayudaba a crear ni un solo círculo completo. Fueron momentos deprimentes."

"Pero seguí adelante y siguió creciendo. Y empezó a parecer menos una esfera y más lo que un niño piensa que es una esfera. Tuve que olvidar la idea de perfección. Podría haber medido la curvatura para hacerlo mejor, pero ya había llegado demasiado lejos para importarme."

"Se volvió más difícil pegar las cerillas. También estaba haciendo esto en un taller metalúrgico, y fue muy divertido intentar que no fuera alcanzada por una chispa. Gracias a mis jefes y compañeros que me permitieron usar su espacio. "

"Aquí se ve lo rara que era la esfera al final. No era una forma perfecta, pero era interesante de mirar."

"Guardé todas las cajas vacías de cerillas para poder estimar cuantas había usado al final: fueron 140. Si de verdad tenían todas 300 cerillas exactamente, entonces gasté 42.000 cerillas. Esto es mucho menor que la estimación inicial de 62.654, pero hay muchos factores: quizá no eran 300 en cada caja, no hice una esfera perfecta, las cerillas tienen distinto tamaño... Aún así, 20.000 cerillas es algo muy significativo."

"Y esto es lo conseguido. Resulta que las cerillas verdes no son del mismo color todas, y no sé por qué salieron así. La energía potencial es palpable. Todo esto llevó unos 10 meses, sacando tiempo durante las tardes y los fines de semana. Mereció la pena."
Embed

Fuente: difundir

Comentarios