San Juan 8 > Policiales

Vera: pedido de captura por el doble crimen

Sandoval dijo que había cometido los asesinatos junto con un hombre de apellido Barreto, oriundo de Santa Fe.

El hombre buscado por estar implicado en el doble crimen del matrimonio Robles Cabral, ocurrido el domingo de la semana pasada, no aparece hasta el momento. Barreto está prófugo desde hace días cuando la Justicia libró su orden de captura ya que no fue encontrado en su hogar por la comisión policial que fue a detenerlo, luego de que José Luis Sandoval, confeso asesino, lo sindicara como uno de sus cómplices.

Te puede interesar...

El dramático episodio ocurrió el lunes 14 de enero cuando Juan Robles detuvo su Renault 12 para abrir la tranquera del campo en el que trabajaba como encargado y vivía con su familia. En el auto se encontraba su esposa Argentina Cabral y sus tres hijos de 14, 12 y 11 años. El matrimonio fue atacado a balazos delante de sus hijos, quienes llevaron a sus padres en el auto —el nene de 14 al volante— hasta Vera, distante a 32 kilómetros.

La Unidad Regional XIX difundió este domingo un parte en el cual informó que “en relación al hecho acontecido en fecha 14 de enero del corriente mes y año, en ruta Nacional 98 km 32 , caratulado a prima facie robo calificado y doble homicidio calificado, de minuciosas e intensas diligencias investigativas efectuadas por personal policial de la Unidad Regional XIX – Vera, no serían ajenos al hecho tres personas de sexo masculino, mayores de edad; dos se encuentran detenidas a disposición de la Justicia y un tercer masculino mayor de edad, prófugo hasta el momento cuya captura fue solicitada a nivel provincial y nacional.

Barreto, de 24 años, fue intensamente rastreado en la ciudad de Santa Fe sin resultados positivos. Efectivos policiales los buscaron mediante algunos allanamientos en la zona noroeste de Santa Fe, en barrio Yapeyú, pero no dieron los resultados esperados.

Robo hormiga

José Luis Sandoval, de 24 años y amansador de caballos, fue detenido anteayer en el marco de la investigación de un robo en una casa de campo cercana a Vera y al establecimiento donde vivía la familia Robles.

“Por la sustracción de una escopeta y un revólver calibre 38 se allanó el domicilio de esta persona y, entre otras cosas, se hallaron dos cargadores de teléfonos que fueron reconocidos como propios por el hijo del matrimonio asesinado. También se encontraron un dispositivo con fotos de esa familia y una caja de cartuchos que también había sido robada de la casa de los Robles”, explicó el jefe de la Unidad Regional XIX del departamento Vera, José Luis Leguiza. En ese marco, Sandoval confesó ante los policías que había cometido el doble crimen junto con un hombre de apellido Barreto oriundo de la ciudad de Santa Fe.