San Juan 8 > Ovación

Vélez le ganó a Boca y es único puntero del Torneo Incial

Con una gran definición de Mauro Zárate, el Fortín derrotó 1 a 0 al Xeneize como local y alcanzó los 10 puntos. El equipo de Bianchi volvió a jugar mal y sigue en deuda.

Vélez quedó como único puntero del torneo Final de fútbol, tras superar esta noche por 1 a 0 a un sombrío Boca, en un partido disputado en el estadio José Amalfitani en el marco de la quinta fecha del certamen.

Te puede interesar...

El delantero Mauro Zárate, a los 28 minutos de primer tiempo, anotó el tanto de la victoria del elenco local.

Con este resultado, los dirigidos por José Flores suman 10 puntos y están en lo más alto de la tabla, aunque pueden ser alcanzados o superados al final de la fecha.

Por su parte, Boca no pudo aprovechar el envión de la victoria lograda la jornada anterior, ante Estudiantes, volvió a mostrarse tibio, sin juego asociado y frágil en defensa.

Resultó llamativo que en ese contexto, Juan Román Riquelme -que estuvo en el banco- no haya jugado ni un minuto.

El primer tiempo fue un monólogo de Vélez, que monopolizó el balón, ante un rival que optó por salir a defenderse desde el inicio, intentando explotar el contragolpe.

En el complemento, el "Fortín" sintió el cansancio de jugar dos torneos -disputa también la Copa Libertadores-, lo que fue aprovechado por Boca, que dominó las acciones, aunque con muchas dificultades para generar peligro.

En el inicio del partido, los volantes de Vélez -con Romero como eje- coparon la parada y se hicieron dueños de la pelota, manejándola de lado a lado e intentando profundizar.

Ante esto, Boca se planteó con un esquema defensivo, intentando jugar cerca del arquero Orion para apoyarse en la velocidad del juvenil Acosta en los contragolpes.

En solo tres minutos, Allione dejó solo a Zárate, pero el delantero falló en la definición y remató desviado.

Con el correr de los minutos, Vélez puso a Boca contra las cuerdas, tocando el balón y haciendo ancha la cancha, sobre todo por la izquierda, con la subida de Papa por el lateral.

En siete minutos, la visita tuvo un respiro: Cubero derribó a Gigliotti en la puerta del área y el tiro libre ejecutado por Sánchez Miño silenció al estadio Amalfitani, ya que la pelota pegó en la parte exterior de la red, dando la sensación de que había sido gol.

El local siguió siendo claro dominador, mientras que Boca se defendía como podía e incluso los futbolistas "xeneizes" discutían entre ellos por la impotencia de no poder cortar el circuito de juego rival.

A los 20, Boca avisó nuevamente, cuando Sosa dejó largo un rebote, tras un remate de Sánchez Miño, aunque luego el arquero uruguayo se recompuso y se esforzó para tapar por dos veces a Gigliotti en la boca misma del arco velezano.

La apertura del marcador llegó a los 28 minutos: Cubero lanzó un pase largo desde el fondo para Zárate, el "Cata" Díaz pasó de largo y el atacante definió con un derechazo bajo, que ingresó junto a un palo.

Tras el gol, el local bajó un poco el ritmo y Boca intentó reaccionar, pero volvió a ser Vélez el que estuvo cerca, con un disparo de Canteros, apenas desviado.

Boca intentó cambiar la cara en el segundo tiempo, los del "Turu" Flores bajaron el ritmo, visiblemente cansados, y el dominio del juego pasó a manos de los dirigidos por Carlos Bianchi.

Sin embargo, en la primera que tuvo a su favor, Vélez casi amplía la ventaja, de no ser por una gran intervención de Orion, que le tapó un mano a mano a Allione, habilitado por un gran pase de Zárate.

Boca pudo inquietar con algún centro, pero la sensación era que en las contras Vélez podía ampliar la ventaja en cualquier momento.

Así fue que primero Correa y después Domínguez estuvieron muy cerca de convertir, pero el primero se topó con Orion, mientras que el remate del defensor fue defectuoso.

En el final, Boca arrimó con algunos centros aéreos, pero nunca pudo torcer el destino y Vélez fue un justo ganador.

Diario Uno