San Juan 8 > Ovación

Unión comienza a despedirse de Primera tras perder con Estudiantes

Unión dio un nuevo pas o para volver a la primera “B” nacional tras perder ante estudiantes por 1-0, en La Plata . El colombiano Duvan Zapata marcó el único tanto del Pincha a los 21’ del complemento. El Tate podría descender en la 15ª fecha ante San Lorenzo. Fotos y video.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      

Unión dio otro paso hacia atrás o hacia adelante si es que ahí se encuentra el abismo. El 1-0 sufrido ante Estudiantes en La Plata dejó al elenco de Facundo Sava al borde del descenso, sobre todo teniendo en cuenta que en la fecha que se cerró este lunes, ganaron Quilmes y San Martín de San Juan y empató Independiente. El único que le permitió extender la esperanza al Tate fue Argentinos, que cayó y se complica cada vez más. Duván Zapata marcó el tanto del Pincha a los 21’ de la parte complementaria.

Te puede interesar...

Cuando quedan 18 puntos en disputa, Unión tiene que sumar la totalidad y esperar que, por ejemplo, Quilmes no sume más de cinco unidades y Argentinos más de tres. Así, aunque las matemáticas aún no lo determinen, la historia está escrita para el conjunto santafesino. Sólo resta saber en qué jornada se decretará definitivamente otro descenso para el elenco de la Avenida.

En cuanto al duelo que se desarrolló en el Único de La Plata, se podía haber esperado otro desarrollo en la primera mitad del partido, pero tampoco sorprende lo que se pudo ver en los 45’ iniciales jugados en el estadio Único de La Plata. Entre el penúltimo del torneo Final y el último en el descenso salió un partido para olvidar, rememorando a aquellos viejos duelos que se jugaban años atrás los días lunes y que, por los protagonistas, poco se esperaba.

La corroboración de ello son las tres situaciones de gol, si es que califican para serlo, que se dieron en la etapa inicial. Después de casi 20’ de intentos infructuosos, llegó la primera aproximación y fue para el equipo de Facundo Sava. Un centro pasado fue bajado por Galván. Por atrás ingresó Alemán, que le dio de zurda y la pelota fue a descansar mansa a los guantes del uno local. 

Las restantes chances fueron para el Tate. Dentro de la pobreza del choque, los santafesinos por lo menos intentaron con más acierto llegar a la valla rival. Sobre los 25’, Magnín probó al arco desde el sector izquiero. Rulli puso las manos demasiado flojas y la pelota casi se le cola. Pero se recuperó y evitó que el balón ingrese al arco cuando Cosaro intentaba aprovecharse del error del arquero platense.

La última estuvo otra vez en los pies del uruguayo Alemán, que intentó de media distancia y Rulli mandó al tiro de esquina. Además de estos intentos, no pasó mucho más. El Pincha presionó en los minutos iniciales y con el paso del tiempo fue cediendo terreno y tenencia. Unión logró emparejar el juego, pero no pudo ser superior. Lizio mostró algunos movimientos interesantes y apostó, mayoritariamente, al sector izquierdo donde se asoció con Cavallaro. Sin embargo, fueron puras pretensiones que lejos, muy lejos, estuvieron de concretarse.

En la parte complementaria, los de Mauricio Pellegrino salieron con mayor determinación y lograron inclinar la cancha a su favor. Por eso, las situaciones pertenecieron, en la segunda mitad del encuentro, al dueño de casa. A los 6’, Román Martínez le dio desde afuera del área y tuvo que aparecer Limia para mandar la pelota al córner. Dos minutos más tarde, Zapata avisó con un cabezazo que dio en el travesaño tras un centro de Maxi Núñez desde la derecha. La misma fórmula se repitió pisando los 22’. Lo que cambió esta vez fue la puntería del delantero colombiano, que se anticipó muy bien a Britez y puso el 1-0, que sería inamovible.

En lo que quedó de partido, se hizo visible la impotencia del equipo para revertir el momento que atraviesa. En ningún momento estuvo, el conjunto del Colorado Sava, cerca de la igualdad. Era más probable que el Pincha estire la ventaja que el Tate le robe un punto en su casa. De haberlo hecho, poco hubiese importado.

Con siete fechas sin ganar y con un promedio que no llega a un punto, la suerte está echada para Unión. Las dos jornadas que restan (recibe a River y luego visita a San Lorenzo) serán vitales para saber en qué situación llega al clásico con Colón. Puede llegar descendido al derby santafesino o puede, en ese duelo, intentar extender la agonía. Sea como sea, terminará condicionando la organización del mismo, que es lo único que le quita el sueño al fútbol de la ciudad.