San Juan 8 > Información General

Una mujer murió durante una liposucción en Mendoza

Mónica Gabriela Pescetti (45) estaba en el quirófano cuando se produjo su deceso. El fiscal de Instrucción de Godoy Cruz, Juan Carlos Alessandra investiga si hubo mala praxis.

La Justicia investiga la muerte de Mónica Gabriela Pescetti (45), ocurrida en una clínica de Mendoza, donde fue sometida a una liposucción y sufrió un paro cardiorrespiratorio cuando estaba en el quirófano.

Te puede interesar...

Las denuncias en la Oficina Fiscal 4, a cargo del fiscal de instrucción de Godoy Cruz Juan Carlos Alessandra, quien se hallaba en turno al momento del deceso, fueron radicadas por el esposo de la mujer, Gustavo Fernando Gil, y la hermana de Mónica, Andrea Lourdes Pescetti.

El funcionario judicial ordenó que el cuerpo de la fallecida fuera remitido al Cuerpo Médico Forense, donde se le practicó la necropsia que será la que finalmente determinará las causas de la muerte. Los resultados forenses se conocerán recién la semana que viene.

Alessandra también remitió tras secuestrarla la historia clínica de Pescetti.

Una vez que se conozcan los resultados forenses se podrá establecer si se trató de un caso de mala praxis o no.

Según trascendió, cuando se produjo el deceso de la mujer su esposo se hallaba internado en la Clínica de Cuyo como consecuencia de una neumonía.

La versión de la clínica

Gonzalo Rubíes, director de la clínica donde murió Pescetti, indicó que es el primer caso en 8 mil cirugías que se realizaron desde el 2001 y se desligó de lo ocurrido al explicar que el médico no pertenece al sanatorio. Además dijo que estas cosas le puede pasar a cualquier tipo de paciente y no hay un método para detectarlo antes.

La mujer de 45 años murió a los pocos minutos de haber comenzado el procedimiento para realizarle la cirugía estética el viernes 7 de diciembre.

“Durante un procedimiento quirúrgico habitual la paciente sufrió un paro cardiorrespiratorio que no pudo ser revertido y culminó con el fallecimiento de la paciente en quirófano”, explicó Rubíes y agregó

que las causas serán determinadas por el Cuerpo Médico Forense. El director de la clínica Arizu sostuvo que cuando los médicos detectaron que bajó la frecuencia cardíaca de la mujer hicieron todas las maniobras de resucitación, pero no fueron exitosas. “Es el primer episodio en alrededor de 8 mil cirugías desde el 2001”.

Incluso Pescetti había pasado por otras dos cirugías en la misma clínica y con el mismo especialista desde el 2008.

La clínica es un lugar donde se pueden encontrar especialistas en traumatología y también cuenta con un departamento de cirugías plásticas, cardiología y gastroenterología. Además se presta el servicio de quirófanos para médicos externos que previamente son aprobados por la clínica para realizar sus prácticas con sus pacientes allí.

“El 20 por ciento de los médicos que se presentan son rechazados porque no reúnen las condiciones que solicitamos desde la clínica o porque no tienen buenas referencias”, agregó Rubíes.

Como consecuencia, mientras que el Cuerpo Médico Forense no determine las causas de la muerte de Mónica Pescetti, el médico que hizo la intervención no podrá volver a operar.

Las causas

“Dependen de cada tipo de patología y las condiciones previas del paciente. Una causa es la idiosincrasia, que es la reacción que experimenta la gente ante una determinada medicación, la cual no podemos prevenir. No hay estudios que lo detecten”, manifestó el responsable de la clínica.

“No hay ninguna prueba, test o diagnóstico capaz de detectar la reacción. Es como una reacción alérgica y se habla de idiosincrasia porque no se sabe bien lo que es”, explicó. Gustavo Rubíes recomendó que ante cualquier cirugía es necesario el chequeo prequirúrgico previo, consultar con el médico clínico de cabecera y “tener presente que ningún procedimiento quirúrgico está exento de riesgo. Por más que tenga un electrocardiograma normal, los análisis de laboratorios normales o no tenga patologías previas, estas reacciones pueden ocurrir en cualquier tipo de pacientes”.

Los detalles

  • La paciente era operada por el cirujano –su identidad no fue dada a conocer– cuando le dio un paro cardiorrespiratorio. 
  • La denuncia fue radicada en la Oficina Fiscal 4 de Godoy Cruz por el esposo y una de sus hermanas.
  • Esperan el resultado de la necropsia para saber si se trató de una mala praxis.