Comscore

A UN CLICK

Una mini lasaña exquisita para preparar en media hora

Si el domingo quieres dormir hasta tarde pero te preocupa que el almuerzo no esté listo a tiempo para cuando se levanten los niños o vayan tus suegros a almorzar, no te preocupes.

Tenemos la solución: unas rápidas mini lasañas para preparar el almuerzo del domingo en solo media hora.

Y no tienes por qué esperar al domingo para probarlas, ¡porque son tan deliciosas que serán bienvenidas cualquier día de la semana!

Ingredientes:
8 láminas de masa de lasaña, cortadas en trozos del tamaño de un bocado
2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
300 gramos de carne molida magra
1 cebolla, picada
3 dientes de ajo, finamente picados
1 cucharadita de aderezo italiano
1/2 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta negra molida
1 calabacín pequeño, pelado y rallado
1 botella (680 ml) de puré de tomates
4 cucharaditas de miel
150 gramos de ricota
1/2 taza de queso parmesano rallado
1/2 taza de albahaca fresca picada
1 yema de huevo
1/2 taza de queso mozzarella rallado



Preparación:
En una olla grande de agua hirviendo con sal, cocina las láminas de masa de lasaña según las instrucciones del paquete hasta que estén al dente y cuélalas.

Mientras tanto, en una sartén grande calienta el aceite a fuego medio-alto y cocina la carne molida, la cebolla, dos tercios de los ajos, el condimento italiano, la sal y la pimienta, revolviendo de vez en cuando hasta que la carne pierda su color rosado y la cebolla se ablande, aproximadamente 5 minutos.

Añade el calabacín y cocina, revolviendo, hasta que se ablande, aproximadamente 2 minutos. Reduce el fuego a medio.

Agrega los tomates triturados y la miel; cocina, revolviendo, hasta que esté caliente y mezclado, aproximadamente 1 minuto.

Agrega la masa de lasaña. Vierte de a cucharadas en cuatro moldes o cazuelas de 1 y 1/2 tazas de capacidad.

En un tazón, mezcla la ricota, el parmesano, la albahaca, la yema de huevo y el ajo restante hasta que quede suave.

Vierte sobre la mezcla de fideos, extendiendo a los bordes de moldes. Espolvorea con el queso mozzarella.

Lleva al horno hasta que esté dorado y burbujeante, alrededor de 3 a 4 minutos. Deja reposar las mini lasañas durante 5 minutos antes de servir.