San Juan 8 > País

Una familia luchó contra la burocracia y el abandono y finalmente perdió a su hijo de 2 años

Demián fue rechazado en dos clínicas de San Martín y Vicente López, en Buenos Aires y falleció en un sanatorio de la UOM. Sus padres denuncian negligencia, discriminación y piden Justicia.

Esta es la triste historia de Demián Albornoz, un nene que el 25 de julio cumpliría 2 años. Su familia todavía no sabe de qué murió, porque los médicos no supieron explicarle. Y ahora, piden justicia.

Todo comenzó el jueves 26 de marzo, cuando Demián comenzó a tener fiebre,  según relató a El Argentino Zona Norte su mamá, Johana Marchelli. “Lo llevamos a la salita Marengo, de Villa Ballester, donde siempre hago revisar a mis hijos: me dijeron que tenía faringitis y me dieron ibuprofeno y antibióticos. Como la fiebre no bajaba, el viernes 27 lo llevé al hospital de Vicente López, donde fui varias veces con mis nenes. Ahí me dijeron que tenía que esperar un día más, hasta que hiciera efecto el antibiótico”, relata la mujer. Y agrega que como el sábado 28 la fiebre no había bajado, y el niño seguía muy decaído, lo llevó otra vez a la salita. “Me dan una orden de internación para que le hagan estudios en el hospital. Así que me fui de nuevo a Vicente López, pero me dicen que no habían camas y que, además, no podían internarlo ahí porque teníamos domicilio en San Martín”.

Te puede interesar...

Ante la negativa, se trasladaron hasta el Hospital de Agudos Gral. Belgrano de San Martín, donde tampoco quisieron internarlo porque tenían cobertura de obra social y fue así como terminaron en el Sanatorio Forjar Salud, de ese distrito, después de un raid de al menos 4 horas. “La pediatra, Maire Soto, me dijo que era una exagerada, que no hacía falta internarlo, que tenía angina bacteriana, después de hacerle análisis y placas”. 

El lunes 30, la pareja vuelve a llevar al niño al sanatorio, porque continuaba con fiebre. “‘¡Otra vez ustedes!, les dije que vengan en 7 días’, nos dijo la pediatra cuando nos vio. Me mandó a comprar leche magnesia, nos dijo que el bebé solo estaba con gases por culpa del chupete, y que al día siguiente lo vuelva a llevar a las 10. A las 7 de la mañana del martes lo llevé otra vez porque seguía mal, cuando llegamos se agitó, un médico del Pami le puso oxígeno y se lo llevó al tercer piso donde está pediatría, mi bebé empezó a llorar y a tirarme los brazos para que lo alce”, relata la mujer. “Nadie nos decía qué pasaba y se nos acercó el director del sanatorio, Julio Chpt, para decirnos que el nene estaba mal, pero justo llega la ambulancia y subo corriendo a buscarlo. Cuando llegamos, el jefe de pediatría, a Roberto Wenderba, nos pregunta qué había pasado y por qué el nene había llegado muerto, o sea quisieron sacarse la culpa y hacer de cuenta que el nene había llegado muerto al hospital”. Pero los padres de Demián hicieron rápidamente la denuncia. Allanaron el lugar y quedó registrado en las cámaras que el nene estaba con vida en el sanatorio, llorando y pidiendo upa. “Todavía no sabemos qué fue lo que le pasó, pero quiero que los médicos y directivos del sanatorio paguen por lo que hicieron con mi bebé”, dice conmovida. Y agrega: “Me da mucha indignación que en Vicente López que no me reciban por tener otro domicilio o tener obra social”.

Fuente: Diario Uno