San Juan 8 > Información General

Un nuevo implante coclear se realizó con éxito en un hospital santafesino

Tuvo lugar en el hospital “Víctor J. Vilela” de Rosario a un niño de 4 años. Es el N° 12 realizado en el sector público desde 2009.

Un nuevo implante coclear se realizó exitosamente en el Hospital de Niños “Víctor J. Vilela” de la ciudad de Rosario, elevando a 12 las operaciones concretadas en el sector público desde 2009.

Te puede interesar...

En este caso, la intervención se le hizo a un niño de cuatro años de edad, oriundo de la ciudad de San Lorenzo, que ya había sido equipado con audífonos en el Centro Regional de la Audición del Nodo Salud Región Rosario.

Así lo confirmó la directora provincial de Inclusión para Personas con Discapacidad de la 2° Circunscripción, Laura Rapa, indicando que el implante fue llevado adelante por los profesionales Héctor Ruiz y Lucas Comelli, en el referido efector municipal en mayo pasado.

Como novedad en esta intervención, mencionó que el equipamiento se constituyó en el primero en Rosario suministrado por el Programa Nacional de Hipoacusia y segundo en la provincia. La primer intervención se llevó a cabo en enero pasado en el hospital de Niños “Orlando Alassia” de la ciudad de Santa Fe.

Recordó Rapa que en lo que va de la gestión, de las 12 intervenciones concretadas, dos se efectuaron en el hospital de Niños Vilela y las 10 restantes en el Provincial de Rosario, en el de Niños Alassia de Santa Fe y en el Escuela Eva Perón de Granadero Baigorria.

Sobre el implante coclear mencionó que es una prótesis de alta tecnología y precisión, encaminado a restablecer la audición de aquellas personas que padezcan una sordera causada por la destrucción de las células ciliadas de la cóclea, estimulando directamente las células del nervio auditivo mediante señales eléctricas encargadas de transmitir la información codificada al cerebro.

IMPLANTE COCLEAR

El implante coclear es un dispositivo que transforma las señales acústicas en eléctricas y estimulan el nervio auditivo.

Consta de un micrófono que recoge los sonidos y los pasa a un procesador, en el que se seleccionan y codifican los sonidos que luego, a través del transmisor, pasan al receptor-estimulador implantado en el hueso mastoides.

De allí va la señal a los electrodos introducidos en la cóclea que tienen la función de estimular el nervio auditivo, para que finalmente estas estimulaciones lleguen a las zonas auditivas cerebrales y sean reconocidas mediante un entrenamiento, como sonidos diferentes, y el paciente tenga la sensación de oír.

El implante coclear está indicado en aquellas personas con pérdida auditiva que no reciben el beneficio suficiente con audífonos. Para ello los pacientes deben ser evaluados por un equipo interdisciplinario (médico otorrinolaringólogo, fonoaudiólogo, psicólogo y psicopedagogo) para definir su candidatura al implante coclear.

El proceso del implante contempla tres etapas: la del pre implante; cirugía (con la colocación del dispositivo) y la pos implante.

Los pacientes que lo reciben no comienzan a oír sonidos como los oyentes normales, sino que reciben abundante información sonora con características distintas, por lo que deberán comprender, interpretar y relacionar con los sonidos de la naturaleza, en un intenso proceso de aprendizaje.

Los beneficios que se obtendrán dependen de numerosos factores como la inteligencia y la constancia en el aprendizaje, entre otros; no obstante, la revolución tecnológica ofrece a los discapacitados auditivos un porvenir estimulante.