San Juan 8 > Información General

Un ex líder obrero podría suceder a Chávez en el gobierno

El vicepresidente recibió el aval del mandatario venezolano para continuar su revolución socialista, previendo los riesgos que enfrentará en una nueva operación por el cáncer que padece. Hugo Chávez confirmó que aún tiene cáncer y habló de dejar el gobierno

El vicepresidente Nicolás Maduro, un ex líder obrero que llegó a escalar hasta lo más alto del poder en Venezuela, recibió el aval del mandatario Hugo Chávez para continuar su revolución socialista, previendo los riesgos que enfrentará en una tercera operación por el cáncer que padece.

Te puede interesar...

 Chávez regresará este domingo a Cuba para someterse a una nueva intervención que calificó como "absolutamente necesaria", pero antes pidió a sus partidarios que, en caso de que su ausencia obligue a unas nuevas elecciones, voten por Maduro, quien ostenta también el cargo de canciller.

 El mandatario fue autorizado hoy por la Asamblea Nacional (Congreso) para viajar a La Habana y pasar nuevamente por el quirófano, la tercera vez en el último año y medio debido al cáncer.

Lo hará dos meses después de haber ganado una segunda reelección en los comicios del 7 de octubre y a un mes de reasumir formalmente el timón para el mandato de 2013-2019.

"Si pasa algo que me inhabilite para continuar al frente de la presidencia, Nicolás Maduro debe concluir el periodo", dijo Chávez en un mensaje la noche del sábado que hundió al país en la incertidumbre política. "Mi opinión firme, plena, como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que en ese escenario que obligaría a convocar de nuevo a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido", agregó.

La Constitución señala que si se declara la ausencia absoluta del presidente antes de asumir el 10 de enero, entonces el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, asumirá el poder hasta la convocatoria de nuevas elecciones.

Maduro, de 50 años, se ganó el respaldo de Chávez al convertirse en un aliado inseparable durante su convalecencia en las primeras dos operaciones por cáncer, en junio de 2011 y febrero de 2012, ambas en La Habana.

El vicepresidente completó apenas la educación media y se desempeñó como chofer de autobuses de Metro de Caracas. También fue representante sindical en el subterráneo y luego fue elegido diputado hasta ascender a la presidencia de la Asamblea.