San Juan 8 > Mundo

Un chino fue enjaulado hace 30 años por ser considerado muy rebelde

Sus propios padres lo castigaron a los 16 años, porque tenían miedo de que pueda herir a alguien si estaba afuera. Las autoridades de China no brindan ningún apoyo o asesoramiento a la familia.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      

Dong Hai ha permanecido encerrado en una celda de piedra y rejas durante los últimos 30 años de su vida en la villa Longhai, en la provincia de Fujian, en China. Con la rebeldía de los 16 años y algunos indicios de una enfermedad mental, el joven fue forzado por sus padres a vivir en el reducido espacio de cinco metros cuadrados por temor a que pudiera herir a alguien.

Te puede interesar...

Desde entonces no ha puesto un pie fuera de la jaula. Dong Watou y su esposa Xiao Hong aseguran que han informado del caso a los hospitales aledaños con la esperanza de conseguir ayuda para su único hijo, pero siembre han sido rechazados. Los padres, que rozan los 70 años de edad, dicen que su mayor temor es lo que pasará con Hai cuando ellos mueran.

La comida se la sirven en viejas latas que pasan por los huecos de las paredes y utilizan un mecanismo similar para limpiar sus residuos. A su drama se suma que no tienen ayuda financiera del gobierno ni otra fuente de ingreso y se mantienen haciendo toda suerte de labores.

Fuente: Yahoo!