San Juan 8 > Información General

Trastornos alimenticios, desórdenes que rodean a la sociedad

 Embed      
Anorexia nerviosa: Es el trastorno alimenticio más común entre mujeres, sobretodo en edad adolescente. Se caracteriza porque la persona comienza a tener una distorsión de su imagen física, lo cual ocasiona que comience con una baja o nula ingesta de alimentos que le sumen calorías a sus cuerpos, alterando radicalmente su peso corporal en relación con su estatura. Una de cada cinco personas que sufren de anorexia puede llegar a morir
Anorexia nerviosa: Es el trastorno alimenticio más común entre mujeres, sobretodo en edad adolescente. Se caracteriza porque la persona comienza a tener una distorsión de su imagen física, lo cual ocasiona que comience con una baja o nula ingesta de alimentos que le sumen calorías a sus cuerpos, alterando radicalmente su peso corporal en relación con su estatura. Una de cada cinco personas que sufren de anorexia puede llegar a morir
 Embed      
Bulimia nerviosa: Es el segundo trastorno alimenticio más frecuente en la población mundial, sobre todo en las mujeres. La bulimia se caracteriza porque la persona tiende a ingerir grandes cantidades de comida, seguido de conductas compensatorias dañinas como: provocarse el vómito, laxarse, abusar de medicamentos diuréticos o con efectos similares y ayunos prolongados. Tal como ocurre con la anorexia, las personas bulímicas tienden a tergiversar su realidad física y su mente comienza a jugarles alteraciones emocionales.
Bulimia nerviosa: Es el segundo trastorno alimenticio más frecuente en la población mundial, sobre todo en las mujeres. La bulimia se caracteriza porque la persona tiende a ingerir grandes cantidades de comida, seguido de conductas compensatorias dañinas como: provocarse el vómito, laxarse, abusar de medicamentos diuréticos o con efectos similares y ayunos prolongados. Tal como ocurre con la anorexia, las personas bulímicas tienden a tergiversar su realidad física y su mente comienza a jugarles alteraciones emocionales.
 Embed      
Diabulimia: se ha sumado ya al cuadro de trastornos relacionados con los hábitos alimenticios porque presenta características propias de la bulimia y afecta principalmente a las adolescentes con diabetes tipo I, quienes además suelen omitir o reducir las dosis de insulina necesarias para bajar de peso, generando un descontrol metabólico. Este trastorno afecta en mayor medida a mujeres jóvenes con diabetes tipo I.
Diabulimia: se ha sumado ya al cuadro de trastornos relacionados con los hábitos alimenticios porque presenta características propias de la bulimia y afecta principalmente a las adolescentes con diabetes tipo I, quienes además suelen omitir o reducir las dosis de insulina necesarias para bajar de peso, generando un descontrol metabólico. Este trastorno afecta en mayor medida a mujeres jóvenes con diabetes tipo I.
 Embed      
Ortorexia: La preocupación excesiva por comer de manera saludable en un paciente con diabetes también puede convertirse en este grave trastorno alimenticio, en el que se tiende a eliminar diversos nutrientes indispensables al grado de padecer un problema de desnutrición, con consecuencias desfavorables, pues existe un descontrol en sus niveles de glucosa en sangre.
Ortorexia: La preocupación excesiva por comer de manera saludable en un paciente con diabetes también puede convertirse en este grave trastorno alimenticio, en el que se tiende a eliminar diversos nutrientes indispensables al grado de padecer un problema de desnutrición, con consecuencias desfavorables, pues existe un descontrol en sus niveles de glucosa en sangre.
 Embed      
Drunkorexia: es un desorden alimenticio relacionado con el alcohol que afecta a jóvens entre 18 y 24 años. Se basa en dejar de comer durante horas para compensar el número de calorías ingeridas por el consumo de alcohol; para así evitar subir de peso sin saber que ponen en peligro su salud, pues el consumo de alcohol conlleva cierta cantidad de kilocalorías que pueden contribuir a ganar peso.
Drunkorexia: es un desorden alimenticio relacionado con el alcohol que afecta a jóvens entre 18 y 24 años. Se basa en dejar de comer durante horas para compensar el número de calorías ingeridas por el consumo de alcohol; para así evitar subir de peso sin saber que ponen en peligro su salud, pues el consumo de alcohol conlleva cierta cantidad de kilocalorías que pueden contribuir a ganar peso.
 Embed      
Sadorexia: Aunque oficialmente no ha sido reconocido, este trastorno alimenticio es una mezcla entre el sadomasoquismo y la anorexia, ya que mezcla comportamientos anoréxicos, bulímicos, ortoréxicos, acompañados de maltrato físico y el empleo de métodos de adelgazamiento que infrinjan dolos y anulen las ganas de ingerir alimentos. Es considerado un trastorno alimentario de segunda generación que evolucionó de la anorexia.
Sadorexia: Aunque oficialmente no ha sido reconocido, este trastorno alimenticio es una mezcla entre el sadomasoquismo y la anorexia, ya que mezcla comportamientos anoréxicos, bulímicos, ortoréxicos, acompañados de maltrato físico y el empleo de métodos de adelgazamiento que infrinjan dolos y anulen las ganas de ingerir alimentos. Es considerado un trastorno alimentario de segunda generación que evolucionó de la anorexia.
 Embed      
Vigorexia: Es la obsesión de una persona por realizar una actividad física de manera continua. No es propiamente un trastorno alimenticio, pero está relacionado con éstos como sintomatología. Los vigoréxicos, al igual que los otros trastornos que tienen que ver con el cuerpo, tienen problemas de aceptación de su físico y una baja autoestima.
Vigorexia: Es la obsesión de una persona por realizar una actividad física de manera continua. No es propiamente un trastorno alimenticio, pero está relacionado con éstos como sintomatología. Los vigoréxicos, al igual que los otros trastornos que tienen que ver con el cuerpo, tienen problemas de aceptación de su físico y una baja autoestima.
 Embed      
Las consecuencias médicas más frecuentes y graves para quienes sufren de anorexia, bulimia u otro desorden alimenticio pueden ser de tipo cardiaco o renal. También se puede presentar osteoporosis, producción exagerada de vello y hasta pérdida de la menstruación. La principal recomendación de los expertos es que los padres de familia ayuden a identificar el problema de sus hijos lo antes posible, dado que el problema va en aumento, aunque existen tratamientos muy efectivos y esperanza para cualquier paciente.
Las consecuencias médicas más frecuentes y graves para quienes sufren de anorexia, bulimia u otro desorden alimenticio pueden ser de tipo cardiaco o renal. También se puede presentar osteoporosis, producción exagerada de vello y hasta pérdida de la menstruación. La principal recomendación de los expertos es que los padres de familia ayuden a identificar el problema de sus hijos lo antes posible, dado que el problema va en aumento, aunque existen tratamientos muy efectivos y esperanza para cualquier paciente.

Te puede interesar...