San Juan 8 > Espectáculos

Spataro se esfuerza por Tobal, aprendió a bailar clásico

Amor al volante, una serie con un elenco imperdible y un Renault Fluence GT, va tomando color. Emiliano Spataro está más cerca de ser el hombre ideal con el que sueña Eugenia.

Emiliano Spataro, es uno de los pilotos oficiales de la escudería Renault Sport. En su juventud, fue un aventurero scout, y hoy, quince años después se produjo el rencuentro con sus viejos compañeros. Reunión especial, ya que se encontrará con Eugenia, su amor imposible de la adolescencia.

Te puede interesar...

Conversando con ella, Emiliano se entera que está soltera y en busca de su hombre ideal. Un hombre sensible, que baile, cocine, seguro de sí, fiel y deportista.

Spataro buscará la ayuda de sus amigos, que justamente se adaptan al hombre soñado por Eugenia. Al primero que recurrió fue a Maximiliano Guerra, quién tiene la ardua tarea de enseñarle a bailar.

Obviamente las cosas no empezaron bien, hasta que un justo comentario de Maximiliano hizo un click en la cabeza de Emiliano, “Tenes que amar el baile como a tu propio Renault Fluence GT, bailar es como manejar, vos sos el conductor primero pero en un momento tu cuerpo se fusiona, se fusiona con la máquina y vos pasas a ser el propio auto”

Su amigo, a cambio de ayudarlo le pide el Renault Fluence GT.

Veremos si el esfuerzo de aprender a bailar, al final de esta historia, ayudará a Emiliano en la cita que él programó para Eugenia en el autódromo. Y ahí, todos nuevamente se encontrarán con el Renault Fluence GT.

Repasá el 1er capítulo