San Juan 8 > Información General

SOS verano: cómo evitar que el sol le agregue varios años a nuestra piel

El fotoenvejecimiento, es decir el envejecimiento que genera el sol y las camas solares en la piel, puede minimizarse siguiendo una serie de consejos que sirven para prevenir tanto las arrugas y las manchas como el cáncer de piel.

El fotoenvejecimiento, es decir el envejecimiento que genera el sol y las camas solares en la piel, puede minimizarse siguiendo una serie de consejos que sirven para prevenir tanto las arrugas y las manchas como el cáncer de piel.

Te puede interesar...

La Sociedad Argentina de Dermatología publicó una serie de recomendaciones que apuntan a ayudar a mantener una piel sana y joven:

Por un lado, los especialistas explicaron que es fundamental ir al menos una vez por año al dermatólogo, para que controle el estado de la piel y explique la mejor manera de cuidarla.

A su vez, es importante proteger la piel al aire libre incluso cuando está nublado, ya que los rayos ultravioletas pasan a través de las nubes. Además, la arena, el agua y la nieve reflejan estos rayos potenciando su efecto. El peor horario para estar al sol es entre las 10 y las 16 horas por lo cual en este rato conviene evitar el contacto con los rayos ultravioletas.

Y siempre es importante usar un protector solar de amplio espectro. Los especialistas recomiendan ponerlo sobre la piel 30 minutos antes de la exposición al sol y repetir el procedimiento cada 2 o 3 horas. El protección mínima recomendada es el factor 30.

Además, hay que tener en cuenta que no hay que exponer a los chicos menores de un año al sol. Cuando cumplen seis meses ya pueden usar protectores solares si van a pasar un rato al rayo del sol.

Los sombreros, las remeras y los anteojos de sol con filtro ultravioleta representan una protección extra que conviene tener en cuenta.

Los expertos de la Sociedad Argentina de Dermatología advirtieron los rayos ultravioletas ejercen un efecto acumulativo en la piel ya que generan cambios irreversibles, por lo cual las personas que pasaron mucho tiempo al sol o desarrollaron quemaduras solares importantes presentan un peligro mayor de desarrollar un cáncer de piel.

A su vez, consideran que hay estar alerta para detectar a tiempo al cáncer de piel en caso de que surja. Por ese motivo conviene mirar regularmente la cara, cabeza, espalda, planta del pie y piel en general. Por último, los especialistas comentaron que las personas de piel blanca, ojos claros o que tienen lunares son las que más atentas deben estar al posible desarrollo de un cáncer de piel.