Martes 26 de Diciembre de 2017

Son el matrimonio más divertido de Hollywood

Frescos y descontracturados. Así se muestran Blake Lively y Ryan Reynolds tanto en las redes sociales como en las entrevistas. Tanto, que en algún momento, el actor se atrevió a resaltar el "poco glamour" de su esposa, y tampoco tuvo empacho en asegurar que su amigo, Jake Gyllenhaal, cocina mejor que ella, a pesar de que la actriz se considera una experta en lo que respecta a las artes culinarias.

Los cumpleaños de ambos también sirvieron de disparador para sendos chascarrillos. Primero, Reynolds publicó en su cuenta de Instagram un tierno saludo, que acompañó con una foto de ambos, pero con la actriz totalmente fuera de foco. Ella se vengó: para el cumpleaños de él, ella hizo lo mismo, pero con una foto en la que se veía en primer plano a otro Ryan, el también actor Ryan Gosling.

Ahora, en vísperas de Navidad, el actor quiso congraciarse y hornear unas alegóricas galletitas. El resultado fue tan desastroso, que Lively no pudo resistir la tentación de mostrar la extraña creación de su marido en las redes.

"Ryan Reynolds hizo unas galletas navideñas. Pero es muy hermoso", escribió la actriz junto a la foto que muestra el triste resultado conseguido por Reynolds.

La respuesta del protagonista de Deadpool no se hizo esperar. "Quería ser la primera persona que cocinara galletas navideñas usando sólo un martillo", comentó en la misma publicación.

Lively y Reynolds están casados desde 2012 y son padres de dos hijos, Ines y James. El humor, para ellos, es sin dudas uno de los ingredientes más importantes para mantener fresca su relación.