San Juan 8 > Ovación

Sensini le va dando forma a los 11 titulares

El entrenador Sabalero tiene decidido modificar el esquema para el arranque del campeonato y tiene casi todo definido para jugar ante Lanús. La duda pasa por saber si juega Gabriel Graciani o Maximiliano Caire, aunque el primero de ellos corre con ventaja.

Mariano Cassanello

ovación@unosantafe.com.ar

Te puede interesar...

Si bien Roberto Sensini no lo expresó de manera pública, lo cierto es que el entrenador Sabalero tiene en su cabeza el dibujo táctico y el equipo titular que el próximo lunes a partir de las 20.15 visitará a Lanús en el debut del Torneo Final. En los últimos dos amistosos frente al Coritiba y Atlético de Rafaela probó con un 3-4-2-1, si se quiere más allá de que la función de los mediocampistas por momentos no estaban del todo definidas.

Lo único concreto es que el equipo en principio defenderá con tres marcadores centrales que serán Mauricio Romero como líbero, por derecha Gerardo Alcoba y sobre el sector izquierdo Ronald Raldes. En tanto que el único delantero sería Emmanuel Gigliotti.

Al menos esos dos partidos que jugó con este sistema táctico el cuerpo técnico quedó muy conforme con la producción de los jugadores más allá de admitir que aún restan corregir varios aspectos teniendo en cuenta que es un esquema novedoso.

En algunos futbolistas las obligaciones varían ya que por lógica deben realizar funciones que antes no llevaban a cabo, ya que el equipo jugaba con un 4-4-2 más lineal y que estaba mucho más trabajado. Pero ante esta iniciativa las responsabilidades en algunos casos aumentan como por ejemplo en Lucas Mugni quien aseguró que hoy tiene que realizar un mayor desgaste físico para contribuir en ataque junto a Gigliotti pero a su vez recuperar posiciones cuando el equipo retrocede acompañando al volante central del equipo rival.

Otro de los protagonistas que asume mayores riesgos es Bruno Urribarri a quien se lo pudo observar en el choque ante la Crema ejerciendo un enorme sacrificio defendiendo y llegando a posiciones de ataque en su nuevo rol como carrilero izquierdo.

Es cierto que al jugar con un solo punta, los volantes deben explotar su vocación ofensiva y en este caso un claro ejemplo de ello es Iván Moreno y Fabianesi acostumbrando a rotar por toda la zona media, en este caso con esta estructura, el Torero tiene más libertad para pisar el área ya que tanto Sebastián Prediger como Adrián Bastía lo respaldan para la recuperación.

Quizás la única incógnita pensando en el choque ante el Granate está dada en la posibilidad de que jueguen Gabriel Graciani o Maximiliano Caire por el sector derecho, aunque claro está con características absolutamente diferentes. En el choque ante el equipo brasileño el técnico se inclinó por el lateral derecho que quien se desempeñó en la mitad de la cancha intentando proyectarse.

Por su parte, en el último compromiso ante el elenco rafaelino fue el oriundo de Bovril el que se ubicó por el sector derecho aunque por momentos se estacionó decididamente como un delantero por afuera y en consecuencia Bastía se recostó por derecha para hacer los relevos.

De todas maneras, en la última práctica de fútbol que se desarrolló el pasado viernes, Sensini repitió la misma formación que jugó ante Atlético de Rafaela lo cual permite interpretar que hoy Graciani le saca una pequeña ventaja a Caire para ocupar un lugar dentro de los once.

La otra alternativa es que juegue con dos delanteros e incluir a Facundo Curuchet algo que no descartó el entrenador en los últimos días.

No obstante parece la chance más lejana dado que Sensini está convencido que el equipo puede ser ofensivo más allá de jugar con una referencia de área como Gigliotti. En este caso si la idea es atacar por las bandas, Graciani está más preparado para hacerlo que Caire, y lo que le falta al volante entrerriano es terminar bien la jugada.

Por ello, en el cuerpo técnico están convencidos que si Graciani perfecciona la definición se puede convertir en un jugador fundamental en los últimos metros. Más allá de estas especulaciones, el amistoso que jugará Colón mañana ante Patronato terminará de darle forma al equipo que jugará ante Lanús, ya que será la última prueba que tendrá el técnico para ver en acción a sus jugadores.