San Juan 8 > Policiales

Se registraron dos homicidios en menos de 3 horas en la ciudad de Santa Fe

El primero tuvo lugar en horas de la tarde, un hombre de 31 años murió víctima de un disparo mientras tomaba una gaseosa. A las 21.30, un joven de 20 años fue ejecutado con dos balazos en Barrio San Martín.

Juan Trento

Te puede interesar...

lectores@unosantafe.com.ar

Anoche a las 21,30 se cerró un nuevo capítulo de violencia y crimen en la ciudad capital, cuando en la intersección que forman calle Vieytes y el pasaje Pividori en el barrio San Martín de la ciudad de Santa Fe, un joven de 20 años fue perseguido por otro y ejecutado con dos balazos que lo impactaron en medio del tórax y le produjeron la muerte instantáneamente, según la constatación realizada por el médico de la repartición policial. Conmoción en la populosa barriada por el atroz crimen.

La denuncia policial del caso

Los vecinos del barrio fueron los que se contactaron con la central policial 911 y denunciaron el suceso, y minutos después la zona se pobló de patrulleros y policías de distintas dependencias, y llegó hasta el jefe de la UR 1° La Capital, comisario mayor Rafael Grau.

La identidad del asesino

Los pesquisas policiales de Homicidios dialogaron con los lugareños y lograron establecer la presunta identidad del matador, posteriormente enhebraron como pudieron haberse concatenado las circunstancias que desembocaron en el crimen de Jonatan David Villarreal de 20 años.

La causa del crimen

Relaciones personales antagónicas entre dos muchachos, con una joven y bella mujer de por medio, sería la causa que impulsó a uno de ellos a enviar a un sicario para que termine con la vida de Villarreal a los tiros y en medio de la noche. Precisamente eso fue lo que hizo el asesino, se agazapó, lo emboscó, le disparó y termino en homicidio.

Homicidio Nº 13

La jornada de crímenes comenzó en horas de la tarde,cuando un hombre fue impactado con un balazo en el tórax, mientras bebía una gaseosa con amigos en una despensa ubicada en Cafferata al 8.500, en el barrio Brigadier López de la capital provincial, inmediatamente fue trasladado al hospital psiquiátrico Mira y López que está ubicado a pocas cuadras pero los médicos constataron que ingresó fallecido.

Varios vecinos denunciaron el suceso a la central policial 911, y concurrieron al lugar que fue escenario de la violenta agresión, agentes de la subcomisaría 17ª, del comando radioeléctrico y del cuerpo guardia de infantería CGI, todos de la UR I La Capital, que iniciaron las primeras investigaciones relacionadas con el suceso.

El trabajo de Homicidios UR I

Después arribaron al lugar los pesquisas policiales de la división Homicidios, que dialogaron con sus pares, con los vecinos del barrio y con personas que ocasionalmente estaban en el lugar, y que ahora por obra de las circunstancias descriptas se convirtieron en testigos del crimen atroz. Ya surgieron datos de importancia respecto de la probable causa de la ejecución a tiros de la víctima como el nombre de la persona que disparó a Ojeda, que es buscado en los barrios del extremo noroeste de la ciudad de Santa Fe.

La identidad de la víctima

Una vez que los médicos del hospital psiquiátrico constataron el fallecimiento, los policías constataron que el hombre asesinado era un trabajador de la recolección de basura de la empresa Urbafé, que fue identificado como Cristian Adrián Ojeda de 31 años, y de la constatación que realizó el médico de la repartición policial surgió que el balazo que ingresó en el tórax de la víctima le atravesó el corazón y le produjo la muerte cuando era trasladado al hospital psiquiátrico Mira y López.

Los peritajes criminalísticos

Los agentes de la Policía Científica fueron los responsables de la realización de los peritajes: huellas y rastros, planimétrico, fotografía y balística, cuyos informes preliminares serán anexados junto con la constatación que realizó el galeno policial, a las actuaciones que se instruyen en la división Homicidios.

Al cierre de esta edición

Los pesquisas de Homicidios detuvieron a un hombre que sería del círculo familiar de la víctima, Cristian Adrián Ojeda de 31 años, y que surgió de manera casi unánime por los testigos del caso, que ambos hombres habrían mantenido una muy acalorada discusión, y que posteriormente esa situación habría derivado en el homicidio.

El juez penal en turno, Sergio Carraro, ordenó el envío del cadáver a la morgue judicial para la realización de la autopsia.