San Juan 8 > Ovación

“Sé que voy a volver a Unión”

En diálogo con Ovación, el hoy preparador de arqueros de Atlético de Rafaela, Gustavo Nepote, no ocultó el sentimiento que tiene por el Tatengue. Además, habló de cómo quedó su relación con el DT, Frank Darío Kudelka.

Claudio Cáplan

ovacion@unosantafe.com.ar

Te puede interesar...

Uno de los hombres que tendrá un partido muy especial cuando jueguen el domingo, a las 16.30, Atlético de Rafaela y Unión, es el hoy preparador de arqueros de la Crema, Gustavo Nepote. Recordemos que Nepo fue uno de los pilares que tuvo el plantel tatengue que logró el ascenso y que luego también mantuvo la categoría, y no sólo por la capacidad de trabajo que tuvo con los guardametas sino porque desde lo humano fue el punto de apoyo para ese grupo de jugadores.

“Para mí se viene un partido muy especial porque todos saben lo que siento por Unión y tengo un hijo jugando en un club que quiero tanto. Seguramente que el fin de semana me voy a encontrar en la vereda de enfrente con amigos y con muchos de los chicos del plantel que ascendió, así que será algo lindo volver a verlos; pasamos muchas cosas juntos, de las buenas y las no tantas por eso me emociono cuando hablo de todo lo que viví en Unión”, le contó a Ovación, Gustavo Nepote.

—Que los jugadores siempre hablen de vos y te referencien como persona, más allá del buen trabajo que hiciste desde lo profesional, no pasa todos los días...

—Siempre estoy cerca de ellos desde lo humano, por más que estemos un poco lejos, cuando puedo hablar para darles aliento lo hago y por eso sé que en algún momento voy a volver a Unión.

—¿Sos consciente que no muchas veces los futbolistas elogian, y sobre todo cuando en algunos momentos las cosas no son del todo buenas?

—Ellos siempre fueron responsables en todo momento, tanto en las etapas lindas como en las que teníamos que pelearla. El respeto fue mutuo y logramos lo que todos ya saben porque éramos uno solo.

—Había una buena química entre el grupo y vos...

—Ellos me hicieron sentir partícipe de todos, ese grupo me hizo sentir parte de ellos y creo que les respondía haciendo mi deber y mi trabajo por Unión.

Tiempo de decisiones

En la etapa con Darío Kudelka como DT, Gustavo Nepote debió dar su punto de vista sobre una posición tan complicada como es la del arquero, porque por ejemplo así como trabajó a full con Alejandro Limia para ser una pieza vital en el retorno a Primera, luego tuvo que decidir para aconsejar que el golero debía ser Enrique Bologna y, en esta temporada, en practicarlos a Martín Perafán y al Flaco Limia.

“Tuve la suerte de tener técnicos que me dieron la posibilidad de tomar decisiones, sino no hubiese aceptado trabajar en un grupo en donde no pudiese opinar. Tuve el orgullo de trabajar en las inferiores de Unión y en River con Rubén Rossi, como también lo fue Darío (Kudelka), en Unión y con Jorge Burruchaga en Banfield, Arsenal y, ahora, en Rafaela”.

El presente tatengue

—¿Hasta qué punto sufrís viéndolo a Unión en el torneo?

—Sobre todo cuando miraba los partidos y no ganaban, eso me dolía y sufro el momento que está pasando. Justo la casualidad o el destino me lo pone este fin de semana a Unión y por eso digo que se me hace todo muy complicado. La verdad que no veo la hora de que se pase esta semana, porque el sólo hecho de pensar que enfrente está Unión, me complica todo.

Los canteranos del arco

—¿Ves alguno de los arqueros de las inferiores que tienen chances de llegar a Primera?

—De Nacho Arce no tengo dudas, pero por lo menos hasta que estuve se lo prestó a Merlo porque creo que le faltaba madurar de la cabeza, después creía que Nico Caprio iba a tener su posibilidad por cómo estaba Unión y de alguna manera eso se debe definir. Papaleo es categoría 94 con mucho futuro, pero debe crecer y después está Abraham Rearte, que en su momento tuve la idea tomando como base a Bologna y él era el apuntado para trabajarlo; en estos nombres estará el futuro arquero de Unión porque materia prima hay.

No caben dudas que la opinión de Nepote y los sentimientos expresados vienen de una persona más que autorizada.