Embed      

El papa Francisco recibió en el Vaticano a una delegación del club italiano Juventus de Turín, campeón de la Liga, que le regaló una copia de la copa del Scudetto (el trofeo) y una camiseta de "Vecchia Signora" con el número 1, y ante la que resaltó el valor del deporte como elemento de unión.

Te puede interesar...

La audiencia se celebró en la tarde del 21 de mayo en la residencia Santa Marta, donde se aloja el papa y a la misma asistieron, entre otros, el presidente del Juventus, Andrea Agnelli; el técnico, Antonio Conte; y el portero y capitán, Gianluigi Buffon.

Buffon regaló al papa la camiseta blanconegra del club, con el número 1, y Agnelli la reproducción de la Copa del Scudetto.

Durante el encuentro, el papa Bergoglio -apasionado del fútbol- subrayaron el valor del deporte como elemento de unión entre las personas.

"Se ha hablado del sentido de la competición y del valor del trabajo en equipo que el deporte ofrece", dijo Agnelli al final de la audiencia, según recoge el diario vespertino de la Santa Sede.

Además, el Papa descontracturó el encuentro contando una anécdota de su paseo por la Plaza de San Pedro después de una de sus audiencias. En ese paseo en "el Papamóvil" el Santo Padre bromeó con una persona por el 3-0 de San Lorenzo, club del cual es hincha, frente a Boca.

Al acto asistió el secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone -también un apasionado del fútbol; el Sustituto de la Secretaria de Estado ("número tres" del Vaticano), el arzobispo Angelo Becciu, y secretario particular del papa, Alfred Xuereb.

Buffon, precisó el diario, se mostró "sorprendido" ante el elevado número de juventinos que prestan servicio en el Vaticano. Y es que tras la audiencia papa, la delegación del Juventus se reunió con los "Amigos del Juventus de la Santa Sede", del que forman parte unas 300 personas, entre ellas -señaló el vespertino- el director del diario, Giovanni María Vian.

minutouno