San Juan 8 > Información General

Santa Fe tiene casi un millón de cabezas en la zona de islas

Lo dijo Luis Contigiani, secretario del Sistema Agropecuario provincial. Aclaró que mucho de ese ganado ya se sacó y que otra gran parte no se va a mover.

El río Paraná sigue creciendo y los productores ganaderos que tienen sus animales en la zona de islas desde hace 10 días que vienen trasladando a su hacienda. Por ese motivo Protección Civil junto a las fuerzas de seguridad de la provincia y Gendarmería Nacional están coordinando los operativos para evitar cualquier tipo de problemas en la ruta nacional 11 y la provincial 1, que bordean la costa santafesina.

El problema no es menor. Según el secretario del Sistema Agropecuario, Agroalimentos y Biocombustibles, Luis Contigiani, Santa Fe tiene en las islas casi un millón de cabezas de ganado. “El último dato que surgió de vacunación fue de novecientos mil y pico. No llegaba al millón de cabezas”, aclaró el funcionario.

Te puede interesar...

Sin embargo, señaló que ese número “es casi el 15 por ciento del total de población que tiene la provincia de 6,7 millones de cabezas” de ganado. “Hay una sobrecarga muy importante de ganadería en islas”, reconoció.

“La evacuación del ganado va a depender de la intensidad de la crecida del Paraná. Todos sabemos que hay zonas altas y zonas bajas. Pero hay que ver la intensidad de la crecida porque hoy hay mucha información contradictoria. Hay mucha gente hablando en los medios y no se sabe cuál es el escenario real”, aclaró.

Por ese motivo, el funcionario dijo que es muy difícil decir “cuánta de esa población de un millón de cabezas se va a mover (de las islas)”.

—¿Tienen una estimación de cuántas cabezas ya se sacaron de las islas?

—Muchísimas. No tenemos una estimación, pero en San Javier y en General Obligado hace una semana gorda que los productores están sacando hacienda.

Por su parte, fuentes vinculadas a fuerzas de seguridad de la provincia le dijeron a Diario UNO que la movilización del ganado que estaba en las islas comenzó hace unos 10 días y que se estima que ya se retiraron más de 20.000 cabezas.

Hasta el momento los principales operativos se vienen realizando en los departamentos del noreste provincial, tanto en la ruta 11 como en la 1. Allí se hace un trabajo coordinado entre la Policía de Seguridad Vial, la Guardia Rural Los Pumas y Gendarmería Nacional para interrumpir el tránsito y realizar cruces masivos de hacienda de un lado al otro de la ruta.

Ayuda a pequeños productores

Contigiani aseguró que la provincia se está preparando para un eventual escenario “de una crecida importante”. “Estamos armando dos feed lots en terrenos públicos, que serían en el Centro Experimental Las Gamas (Vera) y en Tacuarendí (General Obligado). Esos corrales tienen una capacidad, entre los dos, para unas seis mil o siete mil cabezas. Luego tenemos corrales que fueron realizados con inversión de la provincia en la zona rural de Tostado y en San Cristóbal. Pero fundamentalmente estaríamos pensando en el de San Cristóbal, que tiene una capacidad de alojamiento de 5.000 animales, porque en el otro tenemos problemas con el agua”, añadió.

Esa infraestructura de albergues y los gastos de alimentación que asumiría la provincia estaría destinada a los ganaderos más chicos, de entre 40 y hasta 70 cabezas. “Por ejemplo, en San Javier tenemos unos 300 pequeños productores con un corte de hasta 70 cabezas. Ahí tienen 9.000 cabezas que mover en una eventual crecida y desborde muy grave. Para esos casos, y destinado a los sectores más vulnerables, nosotros nos estamos preparando en esta estrategia tanto en dar forraje, comida, como los albergues transitorios en esas zonas”, dijo.

En ese aporte estatal para los productores más pequeños también estaría incluido el transporte de los animales. De todas formas, Contigiani volvió a remarcar que “siempre será dependiendo de la profundidad de la crecida”.

“Hay mucha información contradictoria –insistió– y queremos ir monitoreando todos los días, como lo hace Defensa Civil de la provincia, cómo viene el tema. Hay posturas muy dispares. Pero nos estamos preparando para el escenario más duro, ojalá que no se dé. Yo soy optimista y creo que no estamos en un escenario tan extremo como se planteó en los medios en su momento. Pero por las dudas hay que prepararse”.