Comscore

OVACIÓN

Sanción ejemplar: un hincha estará 5 años sin ir a las canchas por un acto racista contra Balotelli

Un fanático de Verona tendrá un largo tiempo afuera de los estadios europeos. El Tribunal de Disciplina también investigará a los simpatizantes de Lazio por un comportamiento similar.

Las autoridades de Italia aplicaron la prohibición de ingresar a los estadios europeos al responsable del ataque racista contra Mario Balotelli en el triunfo 2-1 del Hellas Verona sobre Brescia por la fecha 11 de la Serie A.

Se trata de un ciudadano de 38 años, quien el 3 de noviembre emitió un coro racista contra Balotelli, cuyo gol no impidió la caída del Brescia ante Verona.

Fueron decisivas las imágenes de las cámaras del estadio de Verona y los testimonios recogidos por la policía local para identificar al agresor, quien se verá impedido de ingresar a los estadios de Europa hasta 2025.

Además, tampoco podrá acceder a ciertas zonas de la ciudad en los días en que Verona juegue sus partidos.

El tribunal de disciplina de la Liga Italiana ordenó en la víspera una investigación para obtener más datos sobre el ataque racista contra Balotelli de aficionados de Lazio, que fue multado con 20 mil euros por la agresión.

El tribunal pidió a la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) información específica sobre el sector de donde provinieron los coros racistas contra el delantero de Brescia en el duelo que Lazio ganó por 2-1 el domingo por la fecha 18 de la Serie A.

Asimismo, el tribunal espera "la colaboración de Lazio para identificar a los sujetos involucrados en la manifestación discriminatoria".

Los coros racistas se oyeron a los 21 y a los 29' del primer tiempo del partido y volvieron a escucharse antes del descanso, cuando Balotelli, autor del gol de Brescia, reclamó al árbitro Gianluca Manganiello que interviniera.

La voz del estadio advirtió que el partido se interrumpiría si no cesaban los coros contra "SuperMario", que tras el partido expresó su malestar en redes sociales.

Lazio emitió un comunicado para expresar su distancia del comportamiento racista de una "muy pequeña minoría de fanáticos durante el partido contra Brescia".

El ataque al delantero de 29 años siguió al que sufrieron el belga Romelu Lukaku, del Inter; el mediocampista marfileño del Milan, Franck Kessié, y el brasileño Dalbert (Fiorentina) también durante la edición actual de la Serie A.

(ANSA).