Comscore

FLEXIBILIZACIÓN DE LA CUARENTENA

La vuelta de las reuniones familiares provocó un aumento en la venta de carnes del 15%

Este fin de semana en San Juan quedó habilitado el encuentro con los seres queridos. El asado fue el menú preferido.

Este fin de semana el gobierno de San Juan autorizó las reuniones familiares después de más de 60 días de prohibición, producto de las medidas tomadas a raíz de la pandemia de COVID-19, y las ventas de carnes tuvieron un repunte de entre un 10% a un 15%.

LEE TAMBIÉN:
Atención: habilitan las reuniones familiares en San Juan desde este sábado

LEÉ TAMBIÉN:Atención: habilitan las reuniones familiares en San Juan desde este sábado

El asado fue el menú por excelencia para este fin de semana largo que estuvo acompañado por un clima que fomentó el encuentro con la familia, siempre bajo las medidas de protección sanitarias correspondientes.

Antonio Parra, de la Cámara Ganadera, sostuvo que no hubo faltantes de stock porque debido a las medidas de los primeros días de la cuarentena los carniceros tomaron la precaución de comprar en cantidad para que no se produzcan faltantes.

Reuniones familiares

El estatus santario que consiguió la provincia, durante estos 60 días, de cuarentena permitió que las autoridades provinciales autoricen las reuniones familiares. Hay que tener en cuenta que la medida sólo rige para los días sábado, domingo y feriados desde las 11 hasta las 19.

Algunas recomendaciones

Antes de ingresar rociar el calzado con solución de alcohol desinfectante tanto en la suela como en la parte superior;

Utilizar cubreboca en todo momento durante el desarrollo de la reunión;

Disponer de solución de alcohol al 70% y/o alcohol en gel en el domicilio.

Higienizarse las manos frecuentemente con agua y jabón o en su defecto con alcohol en gel o solución sanitizante;

No compartir utensilios o vajilla;

Mantener distancia de al menos 2 metros entre personas;

Evitar en la medida de lo posible el contacto físico con otras personas;

Usar toallas de papel para el secado de manos y descartarlas inmediatamente después de su utilización.

Hacer un memo doméstico con quienes fueron a la reunión para tener información para evitar contagios y si los hay contenerlos.