San Juan
Miércoles 23 de Octubre de 2019

Varicela y escarlatina: cuáles son los síntomas y como prevenirlas

El Ministerio de Salud Pública informó medidas preventivas para aquellas patologías propias de la época donde el contagio se produce de persona a persona.

Luego de que fueran detectados 5 casos de varicela y 4 de escarlatina en la escuela Yapeyú en Iglesia, desde el Ministerio de Salud Pública informaron a la comunidad al respecto y emitieron una serie de recomendaciones.



Leé: Confirmaron 5 casos de varicela y 4 de escarlatina en la escuela de Iglesia

Teniendo en cuenta la época del año, hay patologías que son más frecuentes que otras y la aparición de casos en diferentes lugares no deber llamar la atención, más bien, tender a la prevención, en el caso que se pueda prevenir.


Desde la División Epidemiología, del Ministerio de Salud Pública, recomiendan las siguientes medidas de prevención:


· Lavarse las Manos


· No compartir utensilios, vasos, botellas de agua, etc.


· Se recomienda que cada niño lleve sus utensilios cuando van a la escuela.


· Mantener los ambientes ventilados.


· Mantener el aseo personal.


· Vacunar a los niños en cada etapa que corresponda.


· Realizar los controles médicos correspondientes para evitar complicaciones.


¿Qué es la Varicela?


La varicela es una infección viral muy contagiosa provocada por el virus varicela zoster (VVZ). Se caracteriza por una erupción vesicular en forma de manchas y ampollas que producen picazón. Esta enfermedad es común entre la población infantil, aunque tiene una variante propia de los adultos, el herpes zoster, que resulta más seria y consiste en la reactivación posterior del virus.


Contagio


Se transmite a través de pequeñas gotas de líquido vesicular o secreciones del tracto respiratorio que son transportadas por el aire, especialmente cuando el enfermo tose o estornuda.


Síntomas


· Fiebre


· Cansancio


· Dolor de cabeza


· Falta de apetito


Los síntomas comienzan entre los 10 y los 21 días después de la infección. El más característico es la aparición de manchas rojizas y planas, que van tomando relieve poco a poco hasta convertirse en ampollas o vesículas. Estas provocan una intensa picazón, se rompen con facilidad y forman unas costras que se desprenden y desaparecen en, aproximadamente, dos semanas. El proceso se extiende hasta el sexto día de la enfermedad.


¿Qué es la Escarlatina?


También conocida como fiebre escarlata, es una infección bacteriana provocada por un estreptococo. La escarlatina se presenta con una erupción roja junto a fiebre y, en ocasiones, amigdalitis y faringitis. Afecta especialmente a los niños con edades comprendidas entre los 5 y 12 años, pero puede afectar a cualquier persona.


Es una enfermedad que no es grave, pero requiere de un tratamiento para evitar que sus consecuencias se agraven con el tiempo. Precisa de tratamiento con antibióticos.


Contagio


La escarlatina se contrae al entrar en contacto con la bacteria del estreptococo, que puede encontrarse en la nariz o en la garganta. Cuando una persona contagiada tose o estornuda, incluso con las pequeñas gotas de saliva que puede desprender al hablar, en el caso de que una segunda persona entre en contacto con las gotas, se tiene alto riesgo de contraer también la enfermedad.


Síntomas


· Fiebre superior a los 38 grados.


· Piel enrojecida, con sarpullidos, sobre todo en el pliegue de los codos, las axilas y las ingles. Al cabo de los días también se presenta descamación en la piel.


· Blanqueamiento e hinchazón de la lengua o fondo de la garganta. También puede enrojecerse mucho tras esto, lo que se conoce como "lengua de fresa".


· Dolor de cabeza, escalofríos, náuseas y vómitos.


· Inflamación de los ganglios o garganta muy enrojecida, lo que dificulta tragar.


· Dolor general en el cuerpo, sensación de cansancio.


Una vez la bacteria entra en contacto con el cuerpo, los primeros síntomas que suelen aparecer son la fiebre y dolor de garganta. Después, las bacterias producen una toxina que comienza a provocar erupciones en diferentes partes de la piel, de un color rojizo. Suele comenzar en la zona del cuello y la cara, extendiéndose posteriormente al resto del cuerpo.


Recomendaciones para padres y alumnos


· Consultar al médico apenas aparezcan los síntomas.


· No enviar los niños a la escuela con los síntomas detallados.


· Cumplir los días de reposo y respetar las indicaciones del médico.


Comentarios