San Juan
Lunes 14 de Mayo de 2018

Usuarios con menor consumo eléctrico tampoco pagarán tasas municipales

Los intendentes aceptaron la propuesta que les hizo la gestión de Uñac y no le cobrarán a los usuarios con tarifa social con un consumo de hasta 1.000 Kv. Para los demás habrá una reducción que definirá cada jefe comunal.

Después de que la administración uñaquista resolviera eliminar y reducir impuestos de la factura de la electricidad, los intendentes seguirán el mismo camino para reducir el fuerte impacto del tarifazo nacional en los bolsillos de los usuarios. Los jefes comunales se reunieron este lunes con el gobernador y quedaron en no seguir cobrándoles tasas municipales a las familias que tienen tarifa social y que consumen hasta 1.000 Kv por bimestre, en tanto que para los demás usuarios analizarán una baja que les dé otro alivio en el pago de los servicios públicos. La idea es que el beneficio rija desde junio.

La medida está a tono con la que adoptó recientemente el gobernador Sergio Uñac. Hace un par de semanas anunció que los beneficiarios de la tarifa social con un consumo que no excedan los 1.000 Kv dejarán de pagar los impuestos Ingresos Brutos, Lote Hogar, el Fondo Solidario Hospitalario, el fondo PIEDE y el fondo para la línea de 500 Kv; mientras que el resto tendrá una reducción de las alícuotas de los dos tributos y también dejarán de abonar el extra para dotar de insumos a los nosocomios. La iniciativa se tradujo en un proyecto de ley que la semana pasada fue aprobado por la Cámara de Diputados y comenzará a regir el mes que viene.

Los 19 intendentes habían sido invitados por el propio Uñac a avanzar en el mismo sentido. Finalmente, tomaron el guante y así lo harán. En el encuentro que se llevó a cabo en Casa de Gobierno aceptaron la propuesta que les hizo el Gobierno a través del ministro de Hacienda, Roberto Gattoni. ¿De qué se trata? Los municipios les darán un tratamiento especial a las familias que menos luz consumen. Con el mismo criterio que la provincia, los usuarios beneficiados ya no tendrán que desembolsar dinero para la Contribución Municipal y la Tasa de Alumbrado Público, los dos ítems que la mayoría de las comunas perciben a través de la boleta de la luz (algunos solo cobran el segundo concepto).

Para los que no están dentro del rango de la tarifa social y el tope de consumo, los jefes comunales barajan algún beneficio que todavía no definen. No será eximición, pero si una baja porcentual en lo que deben pagar por tasas municipales. La definición la tomarán esta semana con la intención de mandar los cambios a los concejos deliberantes cuanto antes, para que todo entre en vigencia el mes entrante.

En la provincia hay unos 200 mil usuarios y los que más sentirán la reducción de extra provinciales y municipales en la boleta son los que tienen tarifa social, que representan un 60 por ciento. A partir de junio verán casi limpia la comuna derecha de la factura, a excepción del impuesto nacional IVA.

Para evitar confusiones, desde la provincia y los municipios repiten hasta el cansancio que hay dos condiciones a cumplir para entrar al esquema de eximiciones: tener tarifa social y no sobrepasar los 1.000 Kv por bimestre. Si lo hacen, gozarán de la baja del 33 por ciento de impuestos provinciales y la eliminación del Fondo Solidario Hospitalario, además de la reducción de alícuota que eventualmente dispongan los intendentes para ellos.

Con el paquete de medidas, la provincia y los municipios ayudarán a que los usuarios no sientan tanto los exorbitantes aumentos que ha dispuesto la gestión de Mauricio Macri en el valor de la energía eléctrica. Entre enero de 2016 y febrero de este año, la Casa Rosada dispuso un incremento superior el 1.300 por ciento para la generación y transporte de la energía eléctrica. Ese es el principal motivo del encarecimiento de lo que pagan los sanjuaninos y todas las familias del país que cuentan con el servicio en sus casas.

Para el Estado provincial, el gesto con los usuarios implica resignar al menos 30.000 millones de pesos al año. Lo que dejarán de percibir los municipios aún no está cuantificado, pero los jefes comunales advierten que el impacto será importante y que deberán sacar de otras partidas para atender el consumo y el mantenimiento del alumbrado público.

Comentarios