#UPD
Martes 20 de Marzo de 2018

#UPD: la UNSJ acordará sanciones para los alumnos que vayan borrachos a clases

La próxima semana se reunirán las autoridades de la casa de altos estudios, de los colegios preuniversitarios y representantes de padres y alumnos de los secundarios. Buscarán establecer estrategias para prevenir incidentes en el Último Primer Día del 2019.

// Por Bárbara Ardanaz

El Último Primer Día (UPD) es una gran fiesta que organizan los alumnos que están por terminar la secundaria el día anterior al inicio del dictado de clases, bajo la consigna de llegar al colegio sin haber dormido. No todos lo hacen, pero es una tendencia que se está instalando en la provincia y que en algunas escuelas ya sucedió, como en el caso de la Comercio, que se vio envuelta en un escándalo por la clausura del boliche donde festejaban.


En este marco, es que los institutos secundarios de la Universidad Nacional de San Juan –Industrial Domingo F. Sarmiento; Central Universitario Mariano Moreno y Comercio Libertador San Martín- buscarán frenar esta tendencia que es posible que se repita con las próximas promociones.


Leé: Los colegios de la UNSJ dieron explicaciones tras el escándalo por el UPD

La vicerrectora de la casa de altos estudios, Mónica Coca, se manifestó en contra de esta celebración, "mi obligación es tratar de proteger a los alumnos y advertirle a los padres las características de estas fiestas que ponen en riesgo su salud y seguridad", dijo a sanjuan8.com.


Es por esto que Coca pidió al secretario académico, Jorge Pickenhayn, que convoque a los integrantes del Consejo Asesor de Enseñanza Secundaria a una reunión para la próxima semana. De la misma participarán las dos autoridades; los tres directores de los preuniversitarios; un padre; un alumno y un docente (estos en representación de los demás).


En total serán diez personas que se congregarán para analizar la situación del UPD y establecer una estrategia para el año que viene, con el fin de evitar este tipo de situaciones que no sólo afecta a los alumnos que la celebran, sino a la comunidad escolar inmediata entera.


"Advertiremos a los padres sobre esta situación con el objetivo de anticiparnos a cualquier inconveniente de esta naturaleza y que ellos puedan preverlo", dijo la vicerrectora. Si bien no se sabe con certeza qué tipo de sanciones podrán aplicar a los alumnos que ingresen borrachos a las escuelas, en esa reunión acordarán qué tipo de sanciones le podrían aplicar a las generaciones venideras. Como un orientador, actualmente los estudiantes del establecimiento que ocasionen disturbios o vandalismo son sancionados con amonestaciones.


Leé: La gente está en desacuerdo con la realización del UPD

Tras esta reunión, las autoridades fijarán con el gabinete psicopedagógico las estrategias para prevenir el festejo del UPD y allí determinarán las sanciones que les corresponderán a los alumnos que lleguen a las escuelas en estado de borrachera. Actualmente, el protocolo de actuación ante estos casos es hacer ingresar al estudiante y llamar a los padres para que lo retiren. "Vamos a reunirnos las autoridades para que no nos sorprenda el año próximo y establecer las medidas a seguir", culminó.


Lo que desató el escándalo


Hace unas semanas se habló en la provincia sobre el caso que protagonizaron los alumnos de la escuela Modelo en el que presuntamente generaron destrozos en una finca privada que habían alquilado. Las fotos del lugar se viralizaron y pronto salió a la luz el hecho.


Sin embargo, tomó mayor trascendencia en la noche del domingo pasado cuando 140 alumnos de la escuela de Comercio Libertador San Martín fueron sorprendidos durante el festejo en un boliche. Personal policial desplegó un operativo porque el local bailable no tenía la habilitación de bomberos y estaba anteriormente clausurado. Además, había menores de 18 años en un lugar que tenía una gran cantidad de alcohol.


Los padres de los estudiantes podrían ser multados


El juez Horacio Morando explicó en sanjuan8tv que el código de faltas prohíbe a los locales bailables que haya menores de 18 años después de las 22. Es por esto que les labraron actas de infracciones a los padres, quienes deberán responsabilizarse por la indebida actuación de los estudiantes.


Leé: Baistrocchi: "Tenemos que empezar a aplicar las leyes"


En este sentido, el magistrado destacó que la sanción descripta en la "Ley de Regulación de Espectáculos Nocturnos", es de hasta 10 salarios mínimos para aquellos padres que permitiesen la presencia de su hijo menor de edad en los boliches. Teniendo en cuenta que el salario mínimo vital y móvil, tanto en la provincia como en el país es de $9.500, la multa para cada uno de ellos podría ser de hasta $95.000.

Comentarios