San Juan
Miércoles 29 de Noviembre de 2017

Uñac le pidió a los senadores que votaran en contra de la reforma previsional porque la considera injusta

El gobernador habló con los representantes de la provincia para solicitarles que se inclinen en contra del proyecto del gobierno nacional. Lo hizo porque en la iniciativa no se respetó lo que acordaron en la reunión con sus pares y el presidente Macri.

El gobernador Sergio Uñac le pidió a los senadores nacionales por San Juan que votaran en contra de la reforma previsional. Es porque consideró que el proyecto del gobierno nacional no respetó lo que se acordó en la reunión que mantuvieron los primeros mandatarios provinciales con el presidente Mauricio Macri.

Es que Uñac había solicitado que, en la ecuación que se iba a usar para determinar los haberes jubilatorios, se tuviera en cuenta algo que fuera más allá del índice de inflación. Porque de lo contrario el aumento a los jubilados no sería más que algo simbólico y carente de peso específico en las billeteras de los abuelos.

Sin embargo, el gobierno nacional no tuvo en cuenta este acuerdo y en la ecuación debatida este miércoles en la Cámara Alta sólo figuraba el índice inflacionario. sanjuan8.com entrevistó al ministro de Hacienda de la provincia, Roberto Gattoni, quien señaló que esta iniciativa no es considerada justa por el gobernador Sergio Uñac, ya que no es un ajuste real, sino que es un incremento simbólico. "El gobernador esperaba más para los jubilados. Este proyecto no es lo que él acordó y considera que es injusto, ya que no responde a las expectativas." argumentó.

El proyecto que se aprobó en el Senado

La reforma impositiva y laboral tienen un impacto directo sobre las jubilaciones, pensiones y demás prestaciones sociales que cobran más de 17 millones de personas.

El cambio más inmediato es la modificación de la ley de movilidad que ya para el año próximo implicaría aumentos en los haberes en unos 10 puntos inferiores a los que resultaría de mantenerse la actual fórmula.

Expertos advierten que en lugar del 24%, los aumentos bajarían al 14 o 16%, y en consecuencia los beneficiarios de esas prestaciones no recuperarían la pérdida de 2016.

En total con ese cambio el Gobierno pagaría, en 2018, entre $120.000 millones y $140.000 millones menos en jubilaciones, pensiones,asignaciones familiares y AUH, entre otras prestaciones, y sería clave para financiar el resto del paquete impositivo.

Comentarios