Impuesto al vino
Martes 07 de Noviembre de 2017

Uñac inicia negociaciones para intentar frenar el impuesto al vino

Hoy y mañana se juntará con funcionarios nacionales y les explicará el perjuicio que esa medida traería al sector vitivinícola. El jueves estará con Macri.

El gobernador Sergio Uñac encarará hoy y mañana una serie de reuniones en Capital Federal, con un objetivo en la cabeza: que la Nación dé marcha atrás con su idea de gravar al vino con alícuotas que van desde el 10 y el 17 por ciento. Será en la previa del encuentro que él y los otros mandatarios provinciales mantendrán el jueves con el presidente Mauricio Macri, en el que se espera que debatan cuestiones clave para el interior, como la necesidad de no fijar ningún impuesto a las economías regionales y no meterle mano a la coparticipación para solucionar el conflicto que hay por el Fondo del Conurbano Bonaerense.

Uñac y la industria vitivinícola sanjuanina fueron de los primeros en reaccionar contra el punto de la reforma impositiva macrista que dispone fijar un tributo del 10 por ciento para el vino y del 17 por ciento para los espumantes. Junto a todos los actores del sector del país, afirman que esa medida aumentará los costos, que ese incremento se trasladará al precio final y que eso provocará una caída del consumo en el deprimido mercado interno y pondrá en peligro miles de puestos de trabajo.

Uñac viaja a Capital Federal con el diagnóstico por escrito y con un estudio que sirve de argumento a ese panorama ensombrecedor que anticipa las alícuotas para los caldos. Desde su posición de referente entre los gobernadores, lugar que ratificó tras su triunfo en las elecciones del mes pasado, el sanjuanino comenzará hoy una serie de reuniones con funcionarios del Ministerio de Hacienda y la cartera de Agricultura para intentar que asuman los perjuicios que sufriría la vitivinicultura y que la mejor opción es desistir.

La posibilidad de que la administración macrista dé un giro y suprima el tributo de la polémica viene sonando desde ayer, en forma de trascendido. Consultado acerca de esa posibilidad, Uñac aseguró hoy "hasta que no vea el proyecto y que se eliminó lo del impuesto al vino, no me voy a quedar tranquilo".

La máxima preocupación del sanjuanino, además del sostenimiento de una actividad económica que es vital para la provincia, es el golpe práctico que podría tener en el mercado laboral. Es una de las industrias que más fuentes laborales genera y si el consumo cae por efecto de mayores costos, entienden en el Gobierno provincial, quedaría en peligro miles de puestos. Todo eso, cuando la gestión uñaquista hace los máximos esfuerzos para sostenerse por debajo de la medida nacional de desocupación.
Uñac tendrá una intensa agenda entre hoy y mañana, siempre con la meta de frenar el impuesto. La definición final se espera que salga después del jueves cuando el jefe de "La Rosada" se junte con los líderes provinciales, entre ellos el sanjuanino. Ahí habrá un elemento más en el temario central: el famoso Fondo del Conurbano.

La puja se abrió cuando María Eugenia Vidal demandó el Estadio nacional en la Corte Suprema, para que se elimine el tope de 650 millones de pesos que se lleva hoy Buenos Aires por el Fondo del Conurbano y embolsar también el resto (son unos 50 mil millones). Esos recursos de reparten hoy entre las demás provincias y Uñac quiere asegurarse que si el máximo tribunal le da la razón al delfín que el macrismo tiene en suelo bonaerense, la Nación se hará cargo de la diferencia para que el interior no pierda plata.

Comentarios