Sanjuanina rescatada en India
Miércoles 11 de Abril de 2018

Una sanjuanina fue rescatada en India tras vivir un calvario por un amor de Facebook

La desesperante historia fue protagonizada por una bioquímica que conoció a un hombre a través de la red social: se enamoró y se casó. Lo que nunca imaginó es que terminaría viviendo lo peor. Es que se convirtió en víctima de una violencia extrema y hasta estuvo impedida de salir de su casa y tener contacto con su familia. El Gobierno de San Juan y el Consulado de Argentina en ese país debieron intervenir.

/// Por María Eugenia Vega


La víctima de esta historia, que parece surgida de una trama de película, se llama Daniela (se preserva el apellido por cuestiones legales), una bioquímica que hace dos meses conoció a un hombre radicado en la India, a través de Facebook, del cual se enamoró perdidamente, indicaron a sanjuan8.com. La relación prosperó en poco tiempo y él le propuso matrimonio. Luego de decir que sí, viajó a ese país sin saber que iba a vivir el peor calvario de su vida. El sujeto, cuya identidad por ahora no ha sido revelada, comenzó a maltratarla, a golpearla y a negarle cualquier tipo de contacto con su familia. Estuvo cautiva, a tal punto que no podía salir de su casa sin el consentimiento y la compañía de quien era su marido. La joven perdió contacto con el mundo durante un mes y cuando logró conseguir un teléfono pidió ayuda. El Ministerio de Gobierno de San Juan se puso al tanto del caso y logró rescatar a la chica, a través del Consulado Argentino en India. Este sábado arribará finalmente a Ezeiza, luego de una tensa negociación burocrática que involucró a ambos países.


Una solicitud de amistad de un extraño que fue admitida por esta mujer, en poco tiempo pasó de ser una ilusión a un infierno, según el relato de la familia de la joven. Es que Daniela se enamoró de un hombre desconocido, oriental, que vive a miles de kilómetros y con costumbres muy distintas a las de ella. Largos mensajes con palabras bonitas y varias promesas alimentaron ilusiones y el deseo de formar una familia y vivir una nueva vida del otro lado del mundo fue lo que motivó a la joven, según contó su madre a las autoridades de Gobierno, cuando, desesperada, fue a pedir ayuda.


La bioquímica decidió casarse y hacer carrera junto a su esposo en Oriente, sin saber lo que le esperaba. Cuando viajó lo hizo con pasajes de ida y vuelta. Y se casó con este hombre en Nueva Delhi, capital de la India. Pero luego él se la llevó a Mumbai, también conocido como Bombay, que es una ciudad más alejada de la metrópolis.


Los primeros días de matrimonio fueron soñados, pero en pocas semanas el panorama se fue destiñendo para Daniela. Este hombre comenzó a maltratarla, a golpearla y a hostigarla, quitándole sus libertades. Le sacó el celular y le prohibió cualquier tipo de contacto con sus familiares, amigos y allegados. La joven dejó de tener relación con el exterior, permaneciendo en una especie de cautiverio, ya que no podía salir a la calle sin el consentimiento de este sujeto. Entonces, lo que en Argentina representa una clara situación de violencia de género, en India no lo es. La desigualdad de género está naturalizada en aquel Estado, al punto que el 80% de los matrimonios son acuerdos y compromisos familiares; y la voz de la mujer no vale nada. En aquella cultura las esposas pasan a depender de su marido, de su suegra y del resto de la familia del hombre. En este marco tan complejo y casi carcelario, Daniela no podía recibir ayuda de ninguna parte.


La terrible situación de angustia y desesperación de la sanjuanina duró más de un mes hasta que hace pocos días, a escondidas de su pareja, logró hablar por teléfono con su madre. La joven le suplicó por ayuda a su mamá Yolanda, quien no se imaginaba lo que estaba ocurriendo. Sin embargo estaba preocupada por haber perdido todo contacto con su hija. Entonces, la mujer no perdió tiempo y solicitó la intervención y el respaldo al Ministerio de Gobierno de San Juan. Así, las autoridades del área de Relaciones Institucionales contactaron de inmediato al Consulado Argentino en India, dirigido por Raúl Ignacio Guastavino, para trabajar en el rescate de la chica: y lo lograron en 48 horas.


Según confiaron fuentes ligadas al caso a sanjuan8.com, fue crucial el trabajo del consulado que actuó de inmediato y pudo conseguir que la joven saliera de su domicilio para resguardarse en la sede argentina ubicada en Delhi. Como sus pasajes se habían vencido, debieron hacer varios trámites para conseguir el retorno de la joven al país que, felizmente, se concretará este sábado cuando llegue a Ezeiza, luego de hacer escala en Doha y San Pablo.


Ahora el Gobierno y la Cancillería, dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Nación, quieren que la joven desembarque cuanto antes a la provincia y trabajan con los pasajes aéreos para que ese mismo día esté en su casa, en San Juan.

Comentarios