San Juan
Jueves 12 de Abril de 2018

Un radical que llegó con el sello bloquista

La cercanía que Carlos Enrique Gómez Centurión tuvo con el bloquismo es motivo para que muchos crean que pertenecía a esa fuerza política. Sin embargo, no hay registros de que haya estampado su firma en una ficha del partido de la estrella.

La cercanía que Carlos Enrique Gómez Centurión tuvo con el bloquismo es motivo para que muchos crean que pertenecía a esa fuerza política. Sin embargo, sus primeros pasos en la política los dio como afiliado a la Unión Cívica Radical (UCR) y a pesar de que la relación con esa fuerza se quebró, no hay registros de que haya estampado su firma en una ficha del partido de la estrella.

Después de ser gobernador de facto entre 1971 y 1973, ya en la era democráctica, dirigentes de la UCR resistían que fuera candidato en las elecciones de 1983. El histórico Don Leopoldo Bravo, rápido de reflejos, jugó una ficha importante en su estrategia por conseguir que el bloquismo vuelva a ser Gobierno: además de lograr que su partido llevara a Raúl Alfonsín en la boleta, ató un acuerdo con Gómez Centurión para que fuera senador nacional por el mismo espacio.


El radical tenía en aquel entonces una imagen positiva cercana al 55 por ciento y ayudó conseguir el objetivo. El bloquismo estaba desgastado y parecía en retirada, pero finalmente se impuso en los comicios provinciales para gobernar durante los próximos cuatro años.


De cara a las elecciones de 1987, los críticos más duros del radicalismo no bajaban las lanzas y Gómez Centurión tampoco. El partido de la estrella lo tentó de nuevo para que compitiera bajo esa bandera y fue elegido en las urnas para dirigir la provincia.


Miguel Arancibia, uno de los bloquistas que fue parte de esa administración, afirma que nunca se afilió. En cambio, a pesar de las fuertes diferencias internas que existían puertas hacia adentro, nunca rompió la ficha de radical y aún figura entre sus integrantes.

Comentarios