San Juan
Martes 05 de Diciembre de 2017

Un intendente sanjuanino le escribió una carta al Papa y Francisco le respondió

Se trata de Jorge Castañeda, quien solicitó la bendición del Sumo Pontífice al proyecto más espiritual que ha tenido el departamento Calingasta: la realización de un Jesús redimido cuya ejecución se está efectuando con la colaboración de los lugareños, con el objeto de unir los doce pueblos de la comuna.

/// Por María Eugenia Vega

Los doce pueblos de Calingasta están desunidos. La angustia que ha generado esta situación, entre los mismos lugareños, ha sido inmensa. El gobierno municipal ha llegado a plantearse un proyecto para lograr que esta unidad se concrete, de una vez por todas. En este marco, la idea de construir un cristo redimido, que necesite de la participación del pueblo para su realización, fue crucial. Esta iniciativa ha llegado hasta los oídos del Papa Francisco, quien ha recibido detalles de ese proyecto y ha contestado, con bendiciones y aliento, su creación. Calingasta celebra la respuesta santificante del Sumo Pontífice, desde Roma.

Esto sucede porque el intendente explicó que Calingasta es como un rompecabezas de poblaciones. Todos pueden unirse pero permanecen separados: los barrealinos, los tamberianos, los calingastinos; es como si no formaran parte del mismo lugar, como si hubiera un límite que los fraccione. "Pensamos en la manera de encontrar un punto de unión y esa conjunción nos la da como resultado la religiosidad", relató Castañeda a sanjuan8.com.


A partir de esta conclusión, se pensó en la búsqueda de la "hermandad" entre los pueblos. Había otra razón, que llevó al jefe comunal a replantearse un objetivo para unificar sus distritos. En este caso, tiene que ver con el ámbito turístico y la problemática que los aqueja. Es que los visitantes llegan, en su mayoría, con la idea de conocer Barreal en vez de pensar en apreciar la belleza del departamento, en su totalidad. Cuando uno llega por la Ruta 149 y se encuentra con el río, al mirarlo, se tiene la sensación de que no hay nada más allá. Es que la Villa Calingasta es un pueblo creado de espaldas a ese río y eso impide que crezca y se desarrolle. "Entonces, necesitas un motivo para que eso suceda. Ese motivo será el Cristo", dijo el intendente. La intención de ponerle esmero a la idea de explotar el turismo religioso puede derivar, además, en la construcción de una capilla en la zona.


Con estas premisas, en diciembre de 2016 comenzaron a trabajar en un diseño estructural (planteado por los artistas Juan Diápolo y Rodrigo Marinelli) para levantar el Jesús de Calingasta. Su nombre será "El Monte de la Misericordia" y será un simbolismo de la Pasión y Resurrección.


Con el proyecto en mano y lleno de entusiasmo por lograr algo en común con todos los habitantes de Calingasta, Castañeda le escribió al Papa Francisco, en agosto pasado. Sólo tuvo que esperar un mes para recibir la respuesta, desde el Vaticano. La verdad es que la fe del intendente no había sido tan fuerte y por lo tanto no esperaba recibir una carta firmada por Monseñor Paolo Biorgia, el asesor papal. "Un amigo me dijo que le escribiera al Papa y lo hice. Pero la verdad es que nunca me imaginé que podía llegar a responderme", el intendente lo confesó, en medio de la emoción y al borde del llanto.


El Monte de la Misericordia hecho por calingastinos

El viernes pasado, Castañeda le brindó detalles al obispo Jorge Lozano quien está al tanto de todo lo que sucederá con el proyecto. Antes de que termine el año, quieren hacer la primera prueba de iluminación. La imagen está en la mente y en los planos de los laboriosos que trabajarán al respecto, pero los fondos aún se están juntando. La idea es que los vecinos colaboren en la donación de bolsas de cemento para fortificar las bases donde se construirá. "El gobernador Uñac está al tanto de esto y nos ha ofrecido todo su apoyo, pero qué gracia tiene que él nos facilite el dinero si la idea es que todos sientan ese Cristo como propio", explicó Castañeda.


Es que los fondos con los que financiarán este proyecto saldrán, en su mayoría, del municipio y de los vecinos. Precisamente, ya hay muchas familias que han hecho su aporte. Todos los pueblos calingastinos se están sumando a la iniciativa y eso le da esperanzas de cumplir su cometido.


La escultura

El Cristo posee 28 metros de altura y llevará las últimas siete palabras de Jesús en la Cruz. Mostrará la ascensión al cielo, con 33 triángulos que representan la edad de Cristo. También, presentará una cruz calada en hierro que medirá 23 metros (más chica que el Jesús). La Santísima Trinidad también se realizará con el mismo material. Por último, se esculpirá a 12 apóstoles que representen a los pueblos calingastinos. Esta es la idea que celebró el Papa Francisco y que bendijo a través de una carta que apoya esa unión que tanto necesitan los habitantes de Calingasta.

Comentarios