San Juan
Viernes 28 de Septiembre de 2018

Un funcionario judicial, en la mira por lucrar con un curso para entrar a Tribunales

Es secretario del fuero Laboral y ofrece capacitar a los aspirantes. En la Corte dicen que no lo puede hacer y ordenaron investigarlo para ver si cometió delito.

La noticia llegó al segundo pido de Tribunales y se desató el revuelo. Sin perder tiempo, los miembros de la Corte de Justicia ordenaron este viernes abrir un sumario interno para investigar a un secretario de un juzgado Laboral que ofrece vía Internet dictar una capacitación para los postulantes que buscan ingresar al Poder Judicial. Fuentes calificadas aseguraron que el hombre se llama Julián Medina, que es familiar del cortista Humberto Medina Palá, que cobra 1.500 pesos por aspirante y que al ser funcionario judicial, no puede lucrar con una actividad relacionada a la Justicia. En el máximo tribunal quieren determinar si su conducta merece denunciarlo ante la Justicia Penal.

Leé: La Corte repudió un curso lucrativo para el ingreso al Poder Judicial

Cuando se enteraron, los cortistas se indignaron. Las fuentes aseguraron que el malestar responde a que como funcionario, no puede sacar ningún rédito económico de una actividad que tenga que ver con el Poder Judicial. En este caso, el concurso de ingreso para el que se anotaron 7.405 postulantes.

El sumario fue dispuesto este viernes y eso implica que será investigado, para determinar si esa conducta justificaría remitir todo al fuero Penal para determinar si está cometiendo un delito. Si fuera así, sería echado del Poder Judicial y recibiría un castigo penal.

El involucrado es secretario judicial, lo que lo convierte nada menos que en la segunda autoridad del juzgado donde trabaja, el Sexto Laboral. Para colmo, dijeron las fuentes, es nada menos que sobrino de Medina Palá.

Las fuentes confiaron que en la Corte hay mucho enojo, porque en la promoción que usa para atraer a los aspirantes casi que da por hecho que estudiando con él tienen el ingreso asegurado a Tribunales. Incluso, dicen que cualquiera podría interpretar que tiene en sus manos el examen que deberán rendir los inscriptos.

Comentarios