San Juan
Lunes 19 de Agosto de 2019

Tuvieron que cavar la fosa para sepultar a su madre en el cementerio de Ullum

Los cinco hermanos llegaron con el cortejo fúnebre y se encontraron con la inesperada situación. Con ayuda de los vecinos, pudieron cavar el pozo y darle Santa sepultura.

Cinco hermanos padecían el reciente fallecimiento de su madre y debieron enfrentarse a una insólita e inesperada situación al momento de su sepultura. Es que cuando llegaron al cementerio de Ullum la fosa no estaba hecha y debieron cavarla ellos mismos.


Pablo Daniel Flores, uno de los cinco hermanos, contó a sanjuan8.com que el viernes fueron a tramitar en la Municipalidad de Ullum el terreno que tiene su familia desde hace casi 20 años en el cementerio para poder sepultar a su madre junto a la tumba de quien fuera su marido.


Luego fueron a hablar con el sereno del cementerio para tramitar la realización de la fosa y el sepelio, que fue el sábado pasado, a las 10. Allí, el encargado les dijo –según informó Pablo- que sólo podían hacer el pozo a 1,40 metros y no a 3, porque la retroexcavadora estaba rota. En el caso de que optaran por hacer la fosa más profunda, debían dejar el cajón en un depósito hasta el jueves, cuando la máquina estuviese reparada. Ante esta situación, los hermanos decidieron que realizaran un pozo menos profundo, pero efectuarlo al otro día, para no retrasar el entierro.


Como estaba organizado, en la mañana del sábado partió el cortejo fúnebre desde la casa de Pablo, donde se realizó el velorio, y a las 10 arribaron en el cementerio de Ullum. Al llegar, advirtieron que la fosa donde enterrarían a su madre no estaba hecha, sino simplemente marcada.


Ese día había otro sereno, que les dijo que "los empleados no habían tenido tiempo de hacerla porque los habían mandado a hacer otra obra y debían dejar el cajón en el depósito hasta el martes, porque no había gente disponible", contó Pablo a este medio.


Con este indignante panorama, los hermanos decidieron hacerla ellos mismos, con ayuda de los vecinos que los acompañaron en ese doloroso momento. "Les pedimos las herramientas al sereno y la hicimos nosotros en menos de media hora. Después cayó la encargada con un empleado y el sereno a ayudarnos, pero ya era tarde", destacó Pablo.


Embed


El coche fúnebre los acompañó en esta situación y contuvo el cajón hasta que lograron terminar el pozo y, finalmente, darle Santa sepultura a la mujer.


Luego del entierro, los hermanos radicaron la exposición en la Comisaría 15° y este martes irán a la Municipalidad a realizar los trámites pertinentes y a hablar con los responsables.


"Fue un mal momento, bastante doloroso. No costaba nada hacer la fosa, si nos lo decían, la hacíamos nosotros antes. Esto no se arregla con unas disculpas", expresó.


Comentarios