Comscore

CUARENTENA FOCALIZADA

Supervisaron la aplicación de protocolos en el Servicio Penitenciario

Las obras que se están realizando para mejorar la zona sanitaria y de enfermería del Penal también fueron parte del recorrido.

El secretario de Estado de Seguridad y Orden Público, Carlos Munisaga, junto a la subsecretaria de Derechos Humanos, Clarisa Botto, y el subsecretario de Seguridad, Abel Hernández, visitaron el Servicio Penitenciario Provincial, con el objetivo de supervisar la aplicación de los protocolos de emergencia sanitaria en el marco de la pandemia.

Los funcionarios fueron recibidos por el director del Servicio Penitenciario, Javier Figuerola y juntos recorrieron las instalaciones y las obras que se están realizando en el lugar.

El secretario de Estado consideró la visita como muy productiva: “Se está trabajando muy bien y está todo en orden. Evaluamos toda la situación en general. Hay un trabajo muy comprometido y profesional por parte de todos los agentes penitenciarios y de sus superiores”.

El propósito de la visita fue evaluar cómo se están aplicando los protocolos COVID-19 y la capacitación al personal de sanidad del Servicio Penitenciario por parte de los profesionales del Ministerio de Salud para realizar los testeos a la población carcelaria y a quienes ingresan, para obtener las mejores condiciones de seguridad, explicó Munisaga.

La subsecretaria de Derechos Humanos destacó por su parte que durante el recorrido se pudo observar distintos edificios que reflejan en su diseño cómo va cambiando el enfoque sobre derechos humanos. Para Botto, “hoy es un día para cambiar. Nosotros asumimos el compromiso de robustecer políticas públicas de seguridad con enfoques de derechos humanos en conjunto con el Ministerio de Gobierno a través de la Subsecretaría de DDHH y la Dirección de Protección y Promoción de Derechos Humanos”.

Desde que se decretó la emergencia sanitaria, en el Servicio Penitenciario Provincial se aplica un plan de acción tendiente a resguardar la salud de internos y del personal.

Ese protocolo indica que los nuevos penados y procesados son ubicados en otro pabellón completamente aislado del resto, a los fines de cumplir la cuarentena. En cuanto a los condenados que integran el grupo de riesgo, se estableció un pabellón exclusivo para ellos.

Durante la visita, los funcionarios también recorrieron las obras que se están realizando en la zona de sanidad y de enfermería del Penal.