Comscore

CUARENTENA FOCALIZADA

Cómo será el protocolo de restaurantes, cafés y bares cuando estén habilitados para reabrir

El protocolo realizado por el Departamento de Medicina Sanitaria recibió el visto bueno de la ministra de Salud. Con el nuevo procedimiento, lo locales tendrán una reducción de entre 30% y 40% en la capacidad de ocupación.

El jefe del Departamento de Medicina Sanitaria, Roque Elizondo, comentó esta mañana en conferencia de prensa que realizó, junto al jefe de la División Alimentos, Raúl Tomba, un protocolo para el sector gastronómico, para cuando puedan reabrir sus puertas a los comensales, en el marco de la cuarentena. El protocolo fue presentado a la ministra de Salud Pública, Alejandra Venerando, quien lo remitió a la secretaria de Planeamiento y recibió el visto bueno de la propuesta. De qué se trata y cómo será el procedimiento que deberán cumplir los locales gastronómicos una vez que puedan reanudar sus actividades.

En diálogo con sanjuan8.com, Elizondo explicó que el protocolo está destinado para aquellos lugares gastronómicos que concentran a gente de forma sentada, como los restaurantes, bares, cafés y heladerías, entre otros. El objetivo del procedimiento es la prevención y a partir de esto, el mantenimiento de la distancia entre personas.

El cliente se encontrará al ingreso del local con una superficie (alfombra o trapo) con una concentración de agua y lavandina donde desinfectará el calzado. También habrá un dispenser o recipientes con alcohol en gel para que pueda colocarse en las manos. Como regla general, deberá ingresar con barbijo, el cual podrá retirarse al momento de ingerir los alimentos, pero deberá colocarse si desea circular por el interior del local.

Las mesas estarán ubicadas a una distancia de 2.40 metros una de otra y una vez que el comensal elija una, deberá ubicarse a una distancia de 1.50 metros de su acompañante.

Una vez que están ubicados, realizarán el pedido por Whatsapp a un número que proponga el local. Cuando esté listo, el mozo lo acercará a la mesa y deberá permanecer un tiempo no mayor a 5 minutos, debido a que, según explicó el funcionario, en una cercanía que supere los 10 minutos hay riesgo de contagio.

En los baños habrá alcohol en gel además de jabón y toallas descartables. Además, la limpieza de las mesas se hará de forma rigurosa ni bien se retiren los comensales con agua diluida en lavandina, para desinfectar la zona.

El personal tanto de atención, como de cocina y de limpieza, deberá mantener las distancias de 1.50 metros entre sí y cubrir una tarea específica. Para distinguirlos, el personal de limpieza y el de cocina deberán tener una chaqueta de color diferente. En todos los casos, los trabajadores y propietarios deberán tener barbijos, guantes y, posiblemente máscaras.

Con este protocolo, los locales gastronómicos deberán reducir su capacidad máxima de ocupación a un 30% o 40% de lo permitido antes de la pandemia.

Las inspecciones serán rigurosas, una vez que sea aprobado el procedimiento por las autoridades. Volverán las guardias nocturnas que en caso de encontrar irregularidades o la omisión del cumplimiento del protocolo, los inspectores labrarán actas de infracción y, si el juez de Faltas lo así lo decide se procederá a la clausura del negocio.

“Es algo innovador. Hoy los negocios lamentablemente están cerrados, pero tenemos esta herramienta para que puedan abrir cuando lo decidan las autoridades”, destacó Elizondo. Aunque algunos trabajan con delivery o take away, hasta el momento no hay fecha certera de cuándo podrían volver a abrir sus puertas los restaurantes, bares, cafés y heladerías para recibir a la clientela.