Dominico de San Juan alejado de los niños
Martes 07 de Noviembre de 2017

Separan a un cura de San Juan de ejercer tareas con menores

Lo dispuso la Orden de los Dominicos de Argentina después de que el Colegio Newman decidiera echarlo. Fray Luis Federico viajaba periódicamente al establecimiento educativo porteño, donde ejercía como confesor.

Un cura de San Juan fue apartado de ejercer todo tipo de tarea pastoral con menores de forma preventiva. Así lo dispuso la Orden de los Dominicos de la Provincia Argentina de San Agustín, después de que el Colegio Newman de Buenos Aires decidiera apartarlo de su trabajo como confesor por "incumplimiento del código de conducta de la Institución".


Se trata de fray Luis Federico Lenzi, de 67 años, sacerdote de la orden de los dominicos de San Juan, que desempeñaba tareas en el Colegio Santo Domingo. Además, cada dos meses viajaba a Buenos Aires, para asistir durante una semana a la institución escolar Newman y servir como confesor a los alumnos.


En ese mismo establecimiento educativo de elite que está ubicado en las Lomas de San Isidro, egresó el presidente Mauricio Macri y varios de los ministros de su gabinete. Desde el Colegio porteño decidieron apartarlo luego de "haber tomado conocimiento de situaciones irregulares que tuvieron lugar en espacios abiertos y que fueron advertidos por personal de la institución".


Luego de separarlo de sus servicios, las autoridades del Colegio informaron sobre las acusaciones sobre fray Luis Lenzi a la Orden de los Dominicos. A partir de la investigación interna del colegio que concluyó que no había respetado, en el trato con los alumnos, el código de conducta de la institución, es que tomaron una determinación más integral. "En cumplimiento de nuestras propias normas, fray Luis Lenzi ha sido apartado preventivamente de toda tarea pastoral en relación con menores", destacó en el comunicado la Orden.


"Las tristes experiencias vividas en toda la Iglesia nos han enseñado que hay que evitar incluso aquellas actitudes que se puedan prestar a una mala interpretación y puedan poner en riesgo nuestra vida religiosa y la credibilidad de nuestro ministerio", finaliza el texto firmado por fray Javier María Pose, Prior Provincial de la Orden de los Dominicos.

Antecedentes que dejan marcas


El año pasado el Colegio Newman, se vio envuelto en un escándalo cuando uno de sus exalumnos, Rufino Varela, denunció que el sacerdote de la institución en sus años de estudiante, Finnlugh Mac Conastair (Alfredo), había abusado de él a fines de los setenta. Según Varela, otros 20 exestudiantes le admitieron a él haber vivido situaciones similares. El colegio difundió un comunicado pidiéndole disculpas.

Comentarios