Comscore

SAN JUAN

El Senado debate las tres primeras leyes a distancia de la historia del Congreso

El Senado debatía esta tarde las tres primeras leyes que serán sancionadas a distancia en la historia parlamentaria del país, con beneficios tributarios para los trabajadores esenciales en el combate del coronavirus, en la segunda sesión virtual desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La sesión fue abierta a las 14.15 por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien alterna la conducción con la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma.

Antes de dar lugar a la lista de oradores, en la que se anotaron 31 senadores, Fernández de Kirchner aludió al altercado que se produjo el martes pasado por videoconferencia entre los senadores Martín Lousteau (UCR) y Carlos Caserio (Frente de Todos) y consideró que fue "una prueba" de la eficacia del debate virtual.

Al hacer uso de la palabra en la sesión virtual, tanto Caserio como Lousteau se refirieron también a la discusión que protagonizaron en el debate en comisión de la exención de ganancias para empleados de la salud cuando el senador oficialista recriminó al gobierno anterior por el estado de la economía.

Caserio pidió hoy dejar de lado "discusiones estériles" y que toda la dirigencia "se ponga la camiseta de la Argentina" y Lousteau señaló que si bien "muchas veces las formas pueden ser el foco de atención lo más importante es el contenido de las discusiones".

El debate de las primeras tres leyes que se sancionarán a distancia en el Congreso giraba esta tarde en torno a la eficiencia del sistema sanitario argentino en medio de la pandemia y a la situación laboral del personal abocado al combate contra el coronavirus.

En ese sentido, la oposición adelantó que acompañaría en la votación electrónica las iniciativas, pero cuestionó la celeridad y la imposibilidad de ampliar los beneficios y de introducir cambios a las propuestas con media sanción de la Cámara de Diputados.

Dos de las propuestas que se debaten están destinadas a beneficios para el personal de la salud y de seguridad y la tercera es un convenio que busca regularizar el vínculo jurídico de la Cruz Roja con el Estado argentino.

Al igual que en la sesión anterior, Fernández de Kirchner es la única habilitada para estar en el recinto al igual que los otros cuatro senadores que son autoridades de cámara y los secretarios parlamentarios, mientras que el resto de los legisladores está conectado de manera remota.

Los vicepresidentes Lousteau, Laura Rodríguez Machado y Maurice Closs se ubicaron en sus bancas, frente al estrado, al igual que Ledesma, quien fue la encargada de tomar lista a los legisladores presentes de manera virtual, previo al inicio de la sesión.

Algunos senadores como Anabel Fernández Sagasti, Jorge Taiana o Mariano Recalde están conectados desde sus despachos del Congreso.

Un total de 31 senadores de las distintas bancadas se anotaron para hacer uso de la palabra en este debate.

Al igual que en la primera sesión del miércoles pasado, la votación se realizará de manera electrónica mediante la plataforma Cisco Webex y la intervención del Registro Nacional de las Peronas (Renaper) para validar las identidades de los senadores que se conecten desde sus provincias.