San Juan
Jueves 22 de Marzo de 2018

Sarampión: solicitaron que los padres revisen los carnet de vacuna de sus hijos

El virus que provoca le enfermedad que causó muertos en la Unión Europea es la única manera de prevención y en San Juan durante el 2017 se llegó a un 91% de la población que debe recibir la primera dosis. Por eso apuntan a la concientización sobre la importancia de colocar la triple viral a los 12 meses y el refuerzo a los 6 años.

Luego de que desde el Ministerio de Salud Pública de la Nación enviaran un comunicado a todas las provincias para que trabajen en el refuerzo de la vacuna contra el sarampión, luego de que se registren casos en Venezuela y Brasil, en San Juan les pidieron a los padres de niños que tengan 12 meses y seis años que revisen el carnet y se acerquen a los centros de salud.


Mónica Jofré, jefa de Epidemiología, habló con N8 y detalló que en el año 2017 quedó pendiente de vacunación el 9% de bebés, mientras que con la segunda dosis faltan aún un 14%. La profesional aclaró que esta vacuna se encuentra en los hospitales y salitas sanitarias y se encuentran en el calendario oficial.


¿Qué pasa con los adultos? "Aquellos que nacieron antes de 1965 no necesitan vacuna, porque se considera que son inmunes, por haber tenido contacto con el virus antes de que se incorporara la vacuna. Los demás adultos, si tienen certificado por carnet dos dosis de vacuna con componente antisarampión después del año de vida, están protegidos. Si no recuerdan, puede hacerse un análisis serológico, para ver si tienen el anticuerpo. Pero, ante la duda, pueden ir y darse una dosis de triple viral, siempre que no haya contraindicaciones.


Como establece la Ley 15.465, los casos sospechosos de sarampión son de notificación obligatoria. Esta obligatoriedad alcanza a todos los sectores de la salud, ya sean públicos, privados o de seguridad social. El caso sospechoso debe notificarse inmediatamente para no perder tiempo en tomar las medidas de bloqueo de foco, para evitar contagios.


Un caso se define como sospechoso cuando el paciente presenta fiebre mayor a los 38°C y exantema, o en todo caso en que el profesional de la salud sospeche sarampión o rubéola.


El sarampión es una enfermedad viral aguda, potencialmente grave y altamente contagiosa. Las manifestaciones clínicas son fiebre, conjuntivitis, tos, enantema típico (manchas características) pero que no está presente en todos los casos y erupción generalizada centrífuga con espacios de piel sana que comienza en la cara y luego desciende por el tronco y miembros.


La forma de transmisión es de persona a persona, por diseminación de gotitas a través del aire, lo que la convierte en altamente contagiosa. La presencia de aerosoles permite la transmisión aérea en lugares cerrados (como consultorios o internaciones) hasta dos horas después. Por eso es importante el aislamiento de los pacientes.


El periodo de incubación es de 10 días (en un rango de 7 a 18) desde la exposición al virus hasta el inicio de la fiebre, y 14 días hasta el inicio de la erupción.

Embed


Comentarios