Aborto a una víctima con retraso madurativo
Lunes 24 de Septiembre de 2018

San Juan trabaja en la confección de un protocolo de aborto no punible porque no lo tiene

Esto se produce porque, en el caso de la nena con discapacidad que fue intervenida luego de haber quedado embarazada por una violación, se debió seguir los pasos de un protocolo nacional. Desde el Ministerio de Salud prometieron que quedará terminado a corto plazo.

/// Por María Eugenia Vega

El caso de la nena con retraso madurativo, que quedó embarazada producto de una violación y que fue intervenida con un aborto no punible, desnudó más de una realidad en la provincia. La fuerte ideología que se impuso por parte de un grupo "pro vida" que fue acusado de un inapropiado intento de obstruir esa intervención aprobada por la Justicia, fue parte de las vicisitudes que se presentaron en medio de esta situación, pero no fue la única. La falta de un protocolo que les permita tomar decisiones conforme a las reglas preestablecidas quedó en evidencia, complicando el proceder inmediato de los encargados de darle curso a esta medida, tanto en Salud como en la Justicia. En este sentido, la propia ministra de Salud Pública, Alejandra Venerando, admitió en los micrófonos de radio Light que se está trabajando en un protocolo para que la provincia sepa cómo actuar debidamente en estos casos y que podría estar terminado a corto plazo.




"Estamos trabajando en la unificación de ideas porque en nuestra provincia puede llegar a servirnos en algún posible caso a futuro; entonces que nosotros tengamos establecido algo coherente y claro", dijo la jefa del área de Salud. Venerando admitió que no es fácil hacerle frente a un protocolo para San Juan teniendo en cuenta que se trata de una provincia que demostró tener una ideología muy marcada. "Tenemos una sociedad complicada. Hemos trabajado de acuerdo a la ley, en este caso; eso quiero que quede en claro, porque se dijeron muchísimas cosas, muchas injurias, que afectaron a los profesionales, a los directivos y al ministerio", admitió. Esto se debe al revuelo que se generó cuando trascendió la noticia de que se iba a practicar este aborto no punible a la nena de 14 años, en agosto pasado.





Un grupo de personas que no estaba de acuerdo con esa situación, y se autodenominaron "pro vida", dejó trascender el dato para que los medios intervengan haciendo pública la situación. En medio de todo este entuerto se provocó una situación concreta que puso en tela de juicio a dos médicos y a una abogada: Federico Antequeda (ecógrafo), Federico Bazán (médico) y Paola Miers (letrada del grupo pro vida). Precisamente, Estudio 8 mostró este domingo, las imágenes de una cámara de seguridad del hospital Guillermo Rawson donde Bazán, del hospital Marcial Quiroga, ingresa a la sala restringida, en la cual supuestamente estaba internada la menor, con el ecógrafo Federico Antequeda. En el video también se divisa a Paola Miers, quien es una abogada "pro vida" que participó de ese intento de obstrucción de la justicia, según la denuncia que tendrán que afrontar. Lo cierto es que este material debe ser analizado por las autoridades judiciales para determinar si constituye o no un elemento probatorio en la causa.


El hecho de que los médicos llegasen a esta encrucijada mostró que los procedimientos están flojos y hay que ajustar las cuerdas para que esto no vuelva a ocurrir en otra oportunidad, si es que se presenta.

Comentarios