San Juan
Sábado 03 de Febrero de 2018

San Juan suma una nueva forma de construcción tradicional sismo resistente

A través de una resolución del ministerio del Interior, ahora las construcciones en frío de Chapa Cincada podrán ser aprobadas sin necesidad del Certificado de Aptitud Técnica. Desde Planeamiento explicaron que este material es apto para la provincia y más económico.

// Gabriela Varas

A través de una resolución del Ministerio del Interior, ahora las construcciones en frío de Chapa Cincada podrán ser aprobadas sin necesidad del Certificado de Aptitud Técnica. Desde Planeamiento explicaron que este material es sismo resistente y que en San Juan está ganando terreno.

Antes de la resolución firmada por el ministro Rogelio Frigerio y el secretario de Vivienda de la Nación, Domingo Amaya, quienes en San Juan decidían construir bajo este sistema debían solicitar un CAT, luego pasar por el INPRES y finalmente llegar a Planeamiento. Ahora el mecanismo de trámite se ha simplificado.

Eugenio Montes, titular de Planeamiento de la provincia, explicó a sanjuan8.com que desde ahora los interesados en este tipo de construcción solo deben presentar los planos de la vivienda con el cálculo de estructura realizado por un profesional, tal como se hace con las casa de hormigón.

Montes dejó en claro que las construcciones en frío son sismos resistentes, "tal vez mejores que una casa de ladrillo, ya que su estructura es liviana", explicó el funcionario.

En cuanto a costos, según Ezequiel Arias especialistas en este tipo de sistema, hay una diferencia de casi 8 mil pesos de ahorro por metro cuadrado. Actualmente, según el índice de CIRCOT (Centro de Investigación para la Racionalización de la Construcción Tradicional), el costo directo del metro cuadrado de viviendas de ladrillo ronda los 20 mil pesos, contra 12 del sistema Steel Frame.

Otra de las claves del sistema es que los plazos de obra se reducen drásticamente con respecto a la construcción tradicional porque se pueden realizar en forma simultánea una gran cantidad de tareas una vez montada la estructura metálica. Tampoco es necesario construir paredes que luego se romperán para pasar instalaciones ni esperar que sequen los revoques.

Un punto que tal vez jugaría en contra el sistema en frío y a favor de los ladrillos es el mantenimiento de las obras finalizadas. Según especialistas una casa de hormigón, bien hecha, tiene una garantía de 15 años. Mientras que las construcciones en madera o sistema frío requieren de más cuidado.

Habrá que ver desde ahora si los sanjuaninos adoptan en nuevo sistema "tradicional" como forma de construcción de sus viviendas.

Comentarios