San Juan
Lunes 26 de Marzo de 2018

Ruta 40: el que tiene un accidente en el límite con Mendoza, no puede pedir auxilio

La ruta más larga y transitada del país no tiene señal de celular en una zona crítica y esto perjudica a los viajeros. En caso de siniestros, no hay posibilidades de ayuda inmediata y los heridos dependen de algún auto que vaya pasando por el lugar.

La Ruta 40 es la más larga del país, la más transitada, entre otros puntos une San Juan con Mendoza y su valor estratégico hizo que el Gobierno Nacional y los de esas provincial se concentraran en trazar un proyecto para convertirla en una moderna autopista. Tanto flujo tiene que es una de las que registra mayor siniestralidad vial, al punto que en el tramo que conecta ambas ciudades hubo al menos 13 muertos en todo 2017 y lo que va de este año. Así todo, esa zona rural crítica no tiene ningún tipo de conectividad y para los que sufren un accidente como el del fin de semana, increíblemente, es imposible pedir auxilio de manera inmediata y se deben resignar a que un vehículo pase por el lugar para avisar a la Policía.

El domingo, dos vehículos chocaron de frente a 5 kilómetros al sur del control de San Carlos. Una conocida soprano sanjuanina murió y los demás ocupantes terminaron con heridas de distinta consideración. En medio del drama, se conoció un audio que evidencia el poco progreso que hubo para asistir en el límite a los que sufren un siniestro. Una comunicadora cuenta que no tenían forma de avisar rápidamente a los efectivos policiales de los controles de San Juan o Mendoza o a las autoridades sanitarias para que los pudieran asistir sin perder tiempo.


Claro, en ese tramo de la ruta no hay Internet y mucho menos, señal de teléfono. Los accidentados no pueden pedir auxilio y quedan librados a la suerte. La única alternativa es esperar a que pase algún auto. Pero como no hay comunicación telefónica posible, el vehículo se tiene que devolver hasta el control sanjuanino o pisar el acelerador hasta el de la vecina provincia, para que de ahí pidan ayuda.


Atención: eso tampoco implica un auxilio inmediato. Fuentes policiales aseguraron que la garita que está en el control de San Carlos no tiene teléfono fijo y que las posibilidades de comunicación dependen de la débil señal que hay en los celulares. Señal que muchas veces se va y vuelve después de horas, dejando a todos literalmente aislados. Sí, como pasaba hace más de un siglo.



Cuando la policía finalmente puede dar aviso, los accidentados deben esperar esos minutos valiosos que pueden ser considerados de vida o muerte para los heridos graves. Entonces, la rapidez del servicio de ambulancias de uno u otro lado del límite comienza a jugar un papel fundamental. Si no aparecen de inmediato, que por lo general no lo hacen, crece la posibilidad de un desenlace fatal. ¿Habrá llegado el momento de poner una de esas unidades fija en San Carlos y Jocolí? (Ver nota aparte).


accidente fatal ruta 40.jpg
<b>Chatarra.</b> Parte del tren delantero de uno de los vehículo que chocó de frente con otro, este domingo. Hubo una mujer muerta.
Chatarra. Parte del tren delantero de uno de los vehículo que chocó de frente con otro, este domingo. Hubo una mujer muerta.



A pesar de que por ese camino pasa la fibra óptica, no se ha logrado el aprovechamiento de esa tecnología. No hay obras complementarias que permitan suministrar de datos a los celulares para hacer contacto por whatsapp (llamadas o texto), y mucho menos antenas para que baste apretar un botón y conseguir que suene un teléfono de alerta en algún organismo oficial.



El alto flujo de tránsito diario por la icónica ruta está dado por cientos y miles de turistas, trabajadores y lugareños para pasar de provincia a provincia por diferentes razones. Algunos de ellos transportan cargamentos, otros tienen el objetivo de dirigirse al aeropuerto internacional El Plumerillo, en Mendoza, y otros lo hacen por el placer de viajar o cuestiones de negocios. Todos, a expensas de un vehículo "amigo" que pueda ir por la ayuda que no garantizan los protocolos ni la falta de tecnología cuando el mundo atraviesa la inédita era de las comunicaciones sin límites.





Comentarios