San Juan
Miércoles 25 de Julio de 2018

Robo en un súper: en el video no se ve al imputado romper ni llevarse nada

En el juicio al "Cebolla" Ramírez no surgió prueba en su contra, por lo que fue absuelto. El fiscal del caso consintió la resolución del juez Ricardo Moine.

Primero trascendió que la prueba era contundente para condenarlo, pero la investigación judicial terminó por desechar esa hipótesis. En el video registrado por las cámaras de seguridad del estacionamiento del Supermercado Walmart no se observa en ningún momento que Javier Ramírez haya robado algo del interior de un vehículo particular. Por eso y porque no hay otros elementos que lo liguen al hecho, el juez Ricardo Moine decidió absolver al imputado en un proceso de flagrancia. La resolución del magistrado había generado malestar hasta el en Ministerio de Gobierno porque se suponía que iba en contra de la evidencia, aunque ahora se sabe que no tuvo otro camino.

El hecho se produjo el 8 de julio. Un hombre que fue a comprar al supermercado se encontró cuando salió que le habían forzado el auto, que se lo habían abierto y que le robaron un maletín con dinero, tarjetas de créditos y documentación de distinta índole. La Policía detuvo al "Cebolla" Ramírez, que es conocido en el ambiente delictivo por tener una larga planilla prontuarial.

La información que trascendió a la prensa indicaba que una filmación mostraba cómo Ramírez había roto una ventanilla del auto y se había llevado las pertenencias de la víctima. Sin embargo, Moine aseguró en forma contundente que "eso fue un error, no es así".

El imputado fue sometido a un juicio de flagrancia. Y tras el testimonio de la víctima y el encargado de la seguridad del supermercado, el magistrado absolvió a Ramírez.

La liberación del "Cebolla" cayó mal, atento a lo que se creía que la evidencia lo ponía en la escena del robo y que la resolución era obra y arte del garantismo. Desde el Ministerio de Gobierno se quejaron de que hay delincuentes que registran decenas de causas abiertas, que ninguna es resuelta y que por ende, no son considerados reincidentes y siguen en libertad.

Moine habló del caso y aclaró algunas cuestiones. Primero, puso el acento en que "en el video no se ve que una persona rompa un vidrio y se lleve una cartera o un maletín". Incluso, el encargado de la seguridad del establecimiento sostuvo en su declaración que "no se ve absolutamente nada".

Moine entendió que haya malestar, porque "no puede ser que una persona que es filmada cometiendo un robo sea absuelta". Al mismo tiempo, insistió en que la información que se dio a conocer primero fue errónea y que no hay ninguna prueba que comprometa a Ramírez.

Hay un elemento más que avala la explicación del juez. A la víctima se le exhibieron los elementos que el "Cebolla" llevaba en su auto al momento de la detención y no reconoció ninguno como propio, es decir no era los bienes que le acababan de robar.

A eso se agrega otra cuestión. El fiscal Adrián Riveros no recurrió la sentencia de Moine, lo que significa que está de acuerdo o consintió la absolución del único imputado que había por el robo.

Además, Ramírez fue detenido porque un policía notó que había entrado ese día con su auto al estacionamiento de Walmart, sabía de sus antecedentes y supuso que podía tener que ver con el robo. Pero ni ese efectivo ni otra persona, al menos no lo expresaron en el juicio, lo vieron cometiendo el atraco.


Comentarios