San Juan
Miércoles 03 de Octubre de 2018

Reincorporaron a 4 agentes acusados de robar combustible de movilidades de Salud Pública

Desde el área resolvieron levantar la medida cautelar de suspensión preventiva en la prestación de servicios de estos 4 trabajadores. La causa penal sigue su curso.

A fines de julio Salud Pública abrió una investigación que derivó en una denuncia penal contra 14 trabajadores del sector -13 choferes y una empleada adminisstrativa-, acusados de robar combustible de las movilidades. La sospecha era que se abusaban en la utilización de las movilidades oficiales y que cargaban combustible a sus vehículos particulares con plata del Estado. Todos fueron separados de sus cargos por esta razón. Luego de ello, se conoció que desde la cartera resolvieron levantar la medida cautelar de suspensión preventiva en la prestación de servicios de 4 de los agentes acusados.

Esta decisión fue fundamentada en que no se pudo comprobar la falta administrativa. Es por ello que desde el 1 de septiembre estos cuatro trabajadores volvieron a cumplir con las tareas asignadas.

sanjuan8.com consultó sobre la medida y desde el área que está a cargo de Alejandra Venerando, señalaron que la reincorporación se concretó, pero aclararon que la causa penal continúa su curso en la Justicia.

El hecho se investiga desde diciembre de 2017

En diciembre del año pasado Venerando dispuso un sumario administrativo ante la presunción de que había anomalías con las movilidades oficiales afectadas a los trámites del Ministerio. Los resultados que se obtuvieron son la base de lo que se convirtió en la denuncia que recayó en el juzgado de Instrucción Nº 5, a cargo de Benedicto Correa.


Todo salió a la luz porque cada chofer tiene una tarjeta otorgada por Salud Pública para cargar combustible y una clave que es personal e intransferible. El sistema permitió hacer un pormenorizado seguimiento y control (trazabilidad) del uso de la nafta.


En la investigación se detectaron, por ejemplo, que con pocos minutos de diferencia se hicieron varias cargas de decenas de litros de combustible, cada una con la misma clave y distintas tarjetas y que se realizó otra con la clave de un chofer que en ese momento estaba de vacaciones. También encontraron cargas los días sábados en la madrugada, cuando no había ninguna misión oficial autorizada ni justificación para que los vehículos estuvieran en circulación.


Ahora resta esperar lo que determine la Justicia, en donde continúa la investigación de este hecho que generó el repudio de la sociedad sanjuanina. La denuncia penal es por los delitos de defraudación contra la administración pública y falsificación de documentación pública, ya que supuestamente los trabajadores adulteraron actas oficiales donde consta cuánto y cuándo cargaron y a qué vehículos.

Comentarios