San Juan
Martes 23 de Enero de 2018

Protesta céntrica ante el riesgo de que Nación baje 12 mil ayudas sociales

Sanjuaninos que pueden perder el beneficio salieron a manifestarse por las calles.Reclaman que se revise la legalidad de cada ayuda, antes de dejarlas sin efecto a todas juntas.

Varias columnas de organizaciones civiles y piqueteras marcharon en la mañana de este martes por las calles céntricas contra de la posibilidad de que el Gobierno de Mauricio Macri deje sin efecto en la provincia miles de planes sociales. El alerta se desató primero por el mandato presidencial de recortarle poder a esas entidades y después, por las declaraciones de la jefa de la delegación local de la Gerencia de Empleo de la Nación, Viviana López, que el lunes dijo que están estudiando la alternativa de no renovar 12 mil ayudas, porque sospechan que en el manejo de los mismos hay anomalías y clientelismo. La preocupación de los beneficiarios es que no se repita lo que pasó el año pasado, cuando desde la Casa Rosada ordenaron una baja masiva de pensiones en todo el país y después revisar si estaban bien concedidas.

Los cortes de las organizaciones durante buena parte de la mañana generaron un verdadero caos, ya que no dejaron transitar normalmente a todo tipo de movilidades que regularmente llegan al centro y se generaron cuellos de botellas en al menos 10 calles de mucho flujo vehicular. Fue la forma que eligieron para alzar la voz contra la medida que está en estudio en los despachos macristas.

Los planes que están en la mira de la Nación forman parte del plan "Entrenamiento para el Trabajo en Instituciones sin Fines de Lucro". En total son 13 mil beneficiarios que lo reciben en San Juan y los que podrían perderlo ascienden a 12 mil, es decir un 92 por ciento. La ayuda es de 1.850 pesos por persona y a cambio, deben ser capacitadas en distintos oficios para que tengan mayores chances de entrar al mercado laboral.

Según dijo López el lunes, "son casos en los que creemos que no se está cumpliendo el objetivo de la capacitación de los beneficiarios y si es así, no se renovarían". Al mismo tiempo, sostuvo que la opción es contenerlos en otros programas que sean administrados por instituciones "idóneas y transparentes".

Entre las personas que reclamaron ayer, se dio un facto común. Piden que si hay anomalías, se den de baja a esos casos puntuales y no a todos los beneficios que la administración macrista afirma tener en la mira.

Fue una forma de recordar la fuerte polémica que atravesó a todas las provincias en 2017 con otro tipo de erogaciones que hace el Estado nacional. El macrismo dispuso aquella vez bajar miles de pensiones por discapacidad al entender que algunas estaban mal concedidas y recién ahí las evaluó. Conclusión: hubo pensionados legítimos que se quedaron durante meses sin sus haberes, hasta que la administración macrista los restituyó al comprobar que no existía irregularidad.

Aún no se sabe cuál es el impacto en dinero que podría significar la baja de los planes sociales en revisión. Pero para tener una idea, los 12 mil en la mira representan algo más de 22 millones de pesos mensuales que dejarían de circular en la economía de la provincia.

Comentarios