Comscore

SAN JUAN

Sin propuesta salarial, se reanuda la paritaria docente local, sin algo concreto en Nación

En San Juan, el encuentro será el 26 de febrero, pasado el Feriado de Carnaval, pero en el país no hay fecha para la próxima charla.

La convocatoria realizada por el ministro de Educación, Nicolás Trotta, para volver a llevar a cabo la paritaria nacional docente instaló la mesa de negociación a nivel país, pero la situación difiere a lo que ocurre en Ciudad de Buenos Aires, aunque todos aguardan el resultado de estos encuentros.

LEE TAMBIÉN:
Los docentes buscarán un aumento del 40% más cláusula gatillo, pero la Provincia les bajará el pulgar

LEÉ TAMBIÉN:Los docentes buscarán un aumento del 40% más cláusula gatillo, pero la Provincia les bajará el pulgar

En San Juan, el llamado a las negociaciones está previsto para el 26 de febrero, este miércoles, terminado el Feriado de Carnaval, aunque, con la esperanza de tener un panorama claro a nivel nacional. Esto no sucederá.

Después de la reunión informativa, donde se habló de la posibilidad de mantener varios encuentros en el año, el Ministerio de Educación insistirá con negarle a los docentes la cláusula gatillo, por ser considerada "inviable" por Hacienda y Finanzas.

LEE TAMBIÉN:
San Juan pone su mirada en la paritaria nacional que empieza este jueves

LEÉ TAMBIÉN:San Juan pone su mirada en la paritaria nacional que empieza este jueves

Entonces, poco será el avance sobre lo que suceda este miércoles ya que el Gobierno sanjuanino anticipó que no realizará una propuesta concreta hasta que la paritaria nacional no avance y establezca una referencia.

LEE TAMBIÉN:
Paritarias docentes: se habla de tener más reuniones al año

LEÉ TAMBIÉN:Paritarias docentes: se habla de tener más reuniones al año

Panorama nacional

En CABA el salario mínimo docente se ha mantenido de manera sostenida por encima del resto del país. De todos modos, los aumentos de los últimos años no han sido proporcionales a la inflación, por lo que, más allá de estar por arriba de la media, desde hace al menos 3 años que no hay una suba que contemple por entero la inflación.

La lectura inicial indica que la paritaria nacional docente, que se reanuda el miércoles en el Palacio Sarmiento, no tendrá impacto real en la Ciudad. Según las primeras informaciones que trascendieron tras las reuniones técnicas, la propuesta será elevar a $20.250 el mínimo docente en el país. Por su parte, en CABA el salario inicial supera esa cifra y se sitúa cercano a los $29.000.

Los gremios docentes hacen hincapié en que el modo de negociación que plantea la gestión de Rodríguez Larreta mantiene la misma línea que tenía durante el Gobierno de Macri: por fuera de los aumentos por inflación y con cláusulas gatillo solo en años de elecciones.

Esto quiere decir que en el acumulado al inicio de las charlas para el ciclo lectivo 2020, la pérdida del salario que denuncian los gremios es de un 20%, sin tener en cuenta la inflación de 2019 que el Indec estimó en un 53,8%.

Desde el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, encabezado por Soledad Acuña, quieren esperar a la convocatoria para la paritaria a que se defina el presupuesto nacional y la coparticiación correspondiente. Los idas y vueltas del Gobierno Nacional en referencia a este tema abre el interrogante en la Ciudad en relación a qué tipo de presupuesto tendrá para afrontar los aumentos.

Sin embargo, esta idea es entendida como una excusa por los gremios. La Ciudad ya empezó a tomar medidas recaudatorias sin saber aún qué pasará con la coparticipación. Desde aumentos de los impuestos como ABL hasta el estacionamiento medido.

Por otra parte, CABA (junto a Buenos Aires) fue el distrito que más se benefició en su proporcional de coparticipación durante los 4 años de la gestión de Macri, pero los aumentos a docentes no se vieron compensados a la inflación ni al salario real. Entonces, ¿Qué tan sustentable es la idea de esperar a la coparticipación para convocar a la paritaria?

Fue el propio presidente de la Nación, Alberto Fernández, quien confirmó que no se debatirá el presupuesto hasta que se defina la renegociación de la deuda, por lo que, al parecer, la espera será más larga.