San Juan
Jueves 06 de Septiembre de 2018

Preocupada por la reducción de Salud, Venerando se reúne el lunes 17 con sus pares

La ministra del área local mantendrá un encuentro con los demás jefes de Salud Pública, en Buenos Aires. En San Juan, la cartera recibió tres grandes golpes por las turbulencias que generaron los cambios que dispuso el Gobierno nacional: una deuda de $5 millones a médicos comunitarios, la reducción de medicamentos y la suspensión de la vacuna de la meningitis.

/// Por María Eugenia Vega


Cuando se oía la voz de las autoridades nacionales anunciando la reducción de ministerios y que Salud Pública pasaba a ser una secretaría del Estado, en el tercer piso del Centro Cívico hubo una gran preocupación. Que la cartera a nivel país se fusionara con Desarrollo Humano significaba un esfuerzo superior con menos recursos, lo cual ya está siendo un problema en las provincias. La Nación adeuda unos $5 millones a San Juan por el pago de los 8 meses de salarios a los 67 médicos comunitarios. En medio de la confección del presupuesto 2019, esto implica una necesaria reducción de gastos que recae en programas sanitarios de tratamiento y prevención, entre otras cuestiones. Las flojas partidas de medicamentos y la suspensión de la vacuna de la meningitis, entre las grandes preocupaciones de la cartera provincial. Por este y otros puntos a trabajar, la ministra Alejandra Venerando, se encontrará con sus pares el lunes 17 de septiembre, en Buenos Aires.




Sin dudas, la noticia no cayó bien en Salud Pública. La quita de poder implica que habrá decisiones que se verán afectadas y comandadas por una autoridad superior, que deberá reprogramar la forma de trabajo, eso preocupa. Será la recientemente nombrada ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanly, una mujer que al parecer no es proclive a recibir a sus pares en el despacho, quien tendrá la sartén por el mango. En este marco y con el firme propósito de ponerse al tanto de las modificaciones que sufrirá la salud en el país, la próxima semana se reunirá los ministros de todas las provincias con el secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein. Mientras tanto, en la provincia, la ministra Alejandra Venerando vive con total incertidumbre y molestia la situación de la salud en el país ya que, tal como lo han manifestado sus pares, se está quitando importancia y poder a un área tan fundamental como el de la salud.




Escuchar los anuncios y las modificaciones fue como un golpe en el tórax para los ministerios de las provincias. El cimbronazo se sintió, en primer lugar, cuando se conoció la renuncia del titular de la Dirección Nacional de Sida y Enfermedades Sexuales, Sergio Maulen, porque esta es un área que tiende a desaparecer. Según confió Venerando a sanjuan8.com, no están mandando las partidas correspondientes de insumos para diagnóstico y tratamiento de este tipo de enfermedades. Pasó con las vacunas de la meningitis para niños de 11 años, porque ya confirmaron que no se distribuirán más. "Estas medidas sólo agravan la situación planteada", había dicho Maulen antes de pegar el portazo y, precisamente, es el pensamiento de sus colegas en la cartera. Esa área sufrió la reducción del 20% del presupuesto y se espera que el año que viene la porción sea aún menor. Eso significa que a la provincia llegarán menos insumos para esta área.



"Lo estamos viviendo con mucha preocupación porque no lo esperábamos. Esta situación nos hace pensar que para el Gobierno nacional la salud no es prioritaria. Nos preocupa porque hay un presupuesto que ya se vio afectado", expresó Venerando.



En este escenario, los tres grandes golpes que sufre la provincia tiene que ver con una deuda monetaria de Nación, con reducción de medicamentos y de vacunas y el peligro que acecha sobre los números del presupuesto de 2019, que será tratado el martes que viene entre Macri y los gobernadores en Casa Rosada. En cuanto al primer punto mencionado, en San Juan hay una deuda pendiente con los profesionales comunitarios, cuyos haberes son liquidados por la Nación, que no reciben su salario desde enero de este año. Son 8 meses sin cobrar, lo que representa un monto estimado de unos $5 millones. Además, se fueron reduciendo los medicamentos del programa REMEDIAR (y el tamaño de las muestras) con el paso del tiempo. Por otra parte, la suspensión de vacuna de meningitis ha obligado a las provincias a pensar en una solución para el problema. Es que, en agosto se conoció que las partidas no serán enviadas para los niños de 11 años y eso implica un retroceso en los objetivos alcanzados el año pasado, con su incorporación al calendario nacional de vacunación. El problema es que son importadas y eso implica que los costos para adquirirlas han aumento, en razón de la devaluación del peso argentino. Entonces, para la Salud este es un aspecto clave a resolver.




Porque esta situación preocupa a la Provincia, Venerando prepara un listado de propuestas y solicitudes que será lanzado sobre la mesa del cónclave que mantendrán las autoridades de la salud, la próxima semana, en Buenos Aires. El resto es pura incertidumbre. "Estamos trabajado en base de supuestos y reajustando lo que tenemos. Todavía no sé qué es lo que nos enviará la Nación en 2019", dijo.

El futuro en los hospitales

La preocupación cae sobre el dinero que estaban pensando desembolsar en los profesionales médicos de los hospitales públicos y centros de salud, sobre todo teniendo en cuenta el futuro que preparaban para el nuevo Marcial Quiroga. "Tendremos que efectivizar la carga horaria si es necesario", explicó la ministra, que a su vez confirmó que sigue en pie la cantidad de profesionales que trabajarán de acá a 4 años en los centros de salud, en los hospitales de la periferia y en los grandes nosocomios del Gran San Juan. "Pero es un programa que hemos pensado de acá a 4 años, si la partida que nos envía Nación se ve afectada, estaremos complicados", dijo.

Comentarios