San Juan 8 > San Juan > Abuso sexual

Preocupa la falta de denuncias por maltrato infantil durante la cuarentena obligatoria

Los casos disminuyeron drásticamente y en abril solo ingresaron 10 denuncias en las cuales intervino la asesora de Menores. En el área de Niñez se registró el mismo panorama.

Un bebé de cinco meses murió durante la madrugada de este lunes luego de permanecer internado en el hospital Guillermo Rawson. El caso conmocionó a los médicos que lo atendieron por las lesiones que presentaba en diferentes partes del cuerpo, incluida una que generó que se realice una denuncia por presunto abuso sexual.

Patricia Sirera, asesora de Menores, habló brevemente con sanjuan8.com y dijo que fue ella quien realizó la denuncia en el centro judicial de ANIVI (Abordaje Integral de Niños, Niñas y Adolescentes que podrían ser víctimas o testigos de abusos sexuales). La funcionaria judicial explicó que este caso se podría haber prevenido si se hubiera recepcionado alguna denuncia.

Te puede interesar...

“El caso es grave. Estamos interviniendo porque además hay 9 hermanos de todas las edades”, dijo Sirera, quien agregó que es importante que si alguien conoce algún tipo de abuso o maltrato realice la denuncia de inmediato. Es que durante estos más de 40 días de aislamiento social, preventivo disminuyeron drásticamente las denuncias por maltrato infantil o abuso sexual.

En marzo se recepcionaron 40 causas por abuso, maltrato u hostigamiento y en abril apenas 10. “¿Dejaron de haber casos en San Juan?”, se pregunta Sirera. El tema es que con la ausencia de los niños en las escuelas se dejó de tener las denuncias que presentan las maestras. “Son aliadas nuestras”, dijo la asesora de Menores en referencia al rol que cumples las docentes en la detección de cualquier tipo de abusos. Por eso pidió a los vecinos que se animen a denunciar cualquier tipo de violencia.

 Embed      

La especialista Alejandra Perinetti, directora nacional de la ONG Aldeas Infantiles SOS Argentina, "la violencia intramuros es muy difícil de detectar y generalmente son las instituciones por fuera de la familia las que ponen la voz de alarma: el colegio, el hospital, el comedor comunitario". Actualmente, esos vínculos están pausados y no ofrecen la red de contención habitual. Y cuanto más aislada esté una familia, mayor será el campo fértil que tendrá delante el perpetrador para violentar a los pequeños.