Por primera vez Rivera Prudencio habló de los juicios contra el EPRE por despidos injustificados
El titular del ente había mantenido el silencio ante los fallos de la Justicia, hasta ahora. Dijo que no se pagan sueldos por trabajos no prestados, que todos los fallos serán apelados y que hasta que el juez de Ejecución no resuelva no hay nada.

El titular del EPRE, Jorge Rivera Prudencio, habló por primera vez de los juicios contra el ente por despidos injustificados. Días atrás, se conoció un fallo de la Cámara Laboral que condenó a la conducción del organismo por haberlos sometido a un acoso laboral y le ordenó reincorporarlos y pagarles 20 millones. Al respecto la máxima autoridad del Entre Provincial Regulador de la Electricidad sostuvo que son todos fallos que no están firmes, que serán apelados y que recién cuando haya una sentencia firme se aceptará lo que se les ordene.



Leé: El EPRE va a la Corte por el fallo que lo condena por acoso laboral


“En 21 años en el EPPRE; sólo hubo 3 juicios laborales. No voy analizar los fallos, sólo voy a decir que no están firmes y que fueron apelados los tres”, manifestó Rivera Prudencio luego del acto de adjudicación de la interconexión de la línea de 500kw que unirá Rodeo con San Juan.



La historia comenzó en el año 2008, cuando el EPRE desplazó de sus cargos a los abogados Martín González y Pablo Moya. Los dos demandaron al organismo, al considerar que tienen estabilidad, que no pueden ser removidos sin sumario previo y por sufrir acoso laboral. Al mismo tiempo, en su presentación, pidieron ser reincorporados y que les paguen el daño económico y psíquico que les ocasionaron.


Tras años de litigio, los dos casos llegaron a la Sala I de la Cámara Laboral. Y por primera vez determinaron que hubo acoso laboral y hostigamiento por parte de la cúpula del EPRE para con Martín y Moya, dispuso que deben volver a sus lugares de trabajo porque tiene estabilidad y mandó a un pago doble: el 80 por ciento de sus sueldos desde que fueron despedidos, es decir hace 10 años, y 80 mil pesos a cada uno actualizados con intereses al año 2008 por daño psíquico.


Leé: Duro revés judicial para el EPRE por acoso laboral y despidos arbitrarios


Ante este panorama el titular del ente dijo que “no se pagan sueldos por trabajos no prestados y la de indemnización por 80 mil pesos ya se les pagó”, indicó Rivera Prudencio.


Si bien es la primera vez que la Justicia les da la razón a trabajadores en cuanto a los malos tratos y el hostigamiento de los directivos del EPRE, no es nuevo un fallo adverso por haber dispuesto un despido sin esgrimir motivos. La abogada Norma Navarro de Eguía demandó a la repartición por haber sido víctima de una remoción arbitraria, llegó a la Corte Suprema de Justicia y obtuvo un fallo favorable que exigía su reposición en el cargo. Antecedente que no le juega para nada a favor a Rivera Prudencio y equipo en tratar de zafar.

“Si el juez de Primera Instancia, que es el ejecución instruye que debemos reincorpóralos así será. La Justicia en su instancia final dirá si los despidos fueron injustificados. Y si el juez de Primera Instancia, que es el ejecución instruye que debemos reincorpóralos así será”, manifestó en un tono desafiante el titular del Ente Provincial de Electricidad.