San Juan 8 > San Juan > Bahía de los Pescadores

Para preservar la Bahía de los Pescadores convocaron a una jornada de eco trek

La actividad será el próximo viernes a las 18, en la zona del Castillito. Hay cupos limitados.

Por tercera vez, Rivadavia lanzó la actividad conocida mundialmente como Plogging –palabra que proviene del sueco plocka upp (recoger) y el inglés jogging (trotar)- consiste justamente en recoger los residuos que se encuentren, en este caso en la zona de la Bahía de los Pescadores.

Te puede interesar...

Santiago de la Torre, director de Deportes, habló con sanjuan8.com y explicó que Rivadavia fue el primer municipio en San Juan en implementar este tipo de actividades que combina el deporte y el cuidado del ambiente.

El funcionario agregó que la idea es poder “predicar con el ejemplo” y generar la conciencia de que mientras unos ensucian otros limpian. Esta zona se encuentra a la vera del Dique de Ullum y justamente fue elegida porque es un lugar de paso para algunos senderos de trekking y el camino obligados de quienes realizan pesca.

plogings 2.jpg

En el lugar, lamentablemente se suelen encontrar cajas de vino, latas de cerveza o picadillo, bolsas de plástico, colillas de cigarros y un sinfín de residuos que perjudican el ambiente. Por eso, desde el municipio convocaron a quienes estén interesados en realizar esta actividad deportiva y ambiental a que se registren al WhatsApp 2644111455. De 8 a 12hs.

La primera de las actividades se realizó detrás del hospital Julieta Lanteri y congregó a 40 personas. Mientras que la segunda fue en la Quebrada de Juan Pobre. En esta última actividad participaron alrededor de 80 personas y fue un éxito. “Esperamos que esta tercera sea similar a las anteriores”, finalizó De la Torre.

De qué se trata el plogging, el entrenamiento que une deporte y cuidado del medio ambiente

Surgió en Estocolmo, Suecia y es furor en cada vez más ciudades del mundo. El objetivo es colaborar con la limpieza urbana, levantando basura al mismo tiempo que se ejercita.

De esta manera, al recorrido usual que se realiza en la rutina runner se le suma el ejercicio de levantar basura en el camino, como si se tratara de obstáculos que aportan dificultad a la actividad física. Realizar esta actividad es muy simple y no implica ningún equipamiento extra, sólo sumar una bolsa para poder juntar la basura encontrada.

Su auge se dio por la cantidad de basura con la que se encontraban los runners que salían a diario a hacer su rutina, desde botellas, latas, papeles y más. Para resolver este problema comenzaron a ocuparse ellos mismos de limpiar sus rutas de recorrido y descubrieron que a la actividad de correr se le sumaba un ejercicio extra que es el movimiento de la sentadilla que implica agacharse a levantar los residuos. De esta manera, la tendencia que comenzó en Europa, se extendió por una gran cantidad de países, llegando a ser furor en Estados Unidos y ahora empieza a tener sus primeros aficionados en Latinoamérica.