Ginecólogo denunciado de abuso sexual
Lunes 14 de Mayo de 2018

Para auditarlo, al juez en la mira lo quieren lejos de su lugar de trabajo

La Corte rechazó el pedido de Oritja para levantar la licencia que había solicitado hasta el 28 de este mes. En ese tiempo, con él fuera del juzgado de Jáchal, será investigado por anomalías en causas por abuso sexual.

Por ahora, el juez pablo Oritja no podrá regresar a su cargo en Jáchal. Enterado de la insólita negligencia que cometió en dos causas contra el ginecólogo denunciado por abuso sexual, adelantó su regreso de Europa, donde se fue a juzgar un torneo de fútbol para abogados, y pidió interrumpir la licencia que había solicitado hasta fines de este mes y así, hacerse cargo de nuevo del juzgado. Pero la Corte de Justicia ordenó investigarlo y le dijo que "no" al pedido que formuló, con el objetivo de mantenerlo alejado de los expedientes en cuestión y evitar cualquier intento por subsanarlos.

Oritja está en la mira por una serie de anomalías. En dos causas contra el ginecólogo no firmó las actas de una indagatoria y las declaraciones de dos testigos y en otra, contra un hombre llamado Carmelo Ontiveros que está acusado de abusar de un menor de 14 años, tampoco puso su cucaracha. Como consecuencia de esas faltas increíbles, al juez que lo subroga, Hugo Quiroga, no le quedó otra que nulificar los dos primeros actos procesales y hará lo mismo con el tercero, lo que indefectiblemente traerá demoras en la resolución de los casos.


Sin que nadie supiera de esas faltas, Oritja había pedido licencia para viajar a España (a Barcelona concretamente) a jugar un campeonato internacional de fútbol que se extendía del 5 al 12 de mayo. Pero en medio del torneo, se enteró de que todo salió a la luz y decidió volver antes del viejo continente.


Si bien Oritja fue trasladado recientemente al Juzgado Civil N° 9 que está en la ciudad, aún no asumió por su viaje a Europa y tiene jurisdicción en Jáchal. Por eso, le planteó a la Corte su intención de suspender la licencia que había solicitado hasta el 28 de este mes (el permiso era para poder a jugar al fútbol a Europa y preparar su desembarco en el nuevo juzgado). La intención era regresar este mismo lunes al departamento del norte y al juzgado donde se dieron las fallas que ahora lo tienen en la mira.


Los cortistas se reunieron este lunes para analizar si levantaban la licencia de Oritja. La decisión no tardó en llegar y tiene dos puntos. El primero, ordenaron que la Dirección de Control de Gestión inicie una actuación investigativa para determinar el estado de todas las causas de abuso sexual que instruyó el magistrado. La segunda consiste en no levantarle la licencia, para que no pueda regresar antes de tiempo al juzgado donde están los expedientes a revisar.


Aunque nadie en el segundo piso del edificio 25 de mayo lo dice públicamente, piensan que dejarlo que se reincorpore es abrir la posibilidad de que arregle algunos de los actos negligentes que cometió. Es decir, lo quieren bien lejos de Jáchal y los expedientes que contienen las causas contra Martínez y la que tiene como imputado a Ontiveros.


En la Corte explicaron que cuando Oritja se reincorpore, el 29 de este mes, debería asumir en el cargo para que el fue habilitado, o sea el de juez Civil N° 9. Al mismo tiempo, no descartaron que reciba alguna sanción por parte del máximo tribunal, aunque no quisieron decir cuál podría ser.


Una vez que se siente en el nuevo sillón de juez del fuero Civil, el juzgado de Jáchal quedará formalmente vacante y deberá llamarse a concurso para cubrir la vacante. Mientras tanto seguirá actuando como subrogante Hugo Quiroga, el magistrado de Paz de Iglesia que descubrió "los olvidos" de Oritja y que ahora debe repetir los actos procesales que quedaron en la nada.

Comentarios